Pocas ideas nuevas, en un diálogo rodeado de militantes

No fue un debate, y tampoco hubo ideas brillantes.

Los candidatos a gobernador de Mendoza, siete en total, se vieron las caras por primera vez y también por primera vez enfrentaron juntos a la gente.
Aunque no fue tanta “la gente” la que asistió al salón de grado de la UNCuyo. Es que el público estuvo mayoritariamente compuesto por militantes de las distintas agrupaciones que, mientras duró un poco el entusiasmo, compitieron por quién era el que más apoyaba a su candidato.
Allí el oficialismo fue el que más “bombos” llevó, de la mano de algunas agrupaciones kirchneristas. Igual su candidato, Francisco Pérez, “ligó” críticas de los militantes de otros partidos, que lo cuestionaron por “pro minero”. Esa batalla de hinchadas fue lo que marcó el cierre del encuentro.
El encuentro  lo organizó la UNCuyo con la idea de generar un espacio de presentación de las propuestas y debate. Lo bueno es que los siete candidatos estuvieron presentes.
En las presentaciones abundaron las obviedades, las frases hechas y las ideas casi calcadas entre unos y otros. “Me imagino a una Mendoza equilibrada territorialmente”, aseguró Iglesias, quien aprovechó para meter mano a su estrategia de campaña para captar el voto cristinista. “Se puede gobernar la provincia con Cristina presidente como ya lo hizo antes”, aseguró.
“Un buen gobernante está dispuesto a aprender”, dijo “Paco” Pérez. Uno de los ejes temáticos era el tema educación, y allí Pérez aprovechó para facturarle al resto el aumento en el presupuesto educativo de la Nación, que supera el 6% del PBI.
Luis Rosales, del PD, apuntó al corredor bioceánico y la conexión con el mundo. “El mundo cambia rápidamente y Mendoza está entre Brasil y China. Hay que sacarle ventaja con planificación”, aseguró.
El socialista Oscar Santarelli puso como propuesta la reestatización de YPF.  Carlos Ordoñez cuestionó la ley de federal de educación: “No hay inclusión educativa sino sólo aumento de la matrícula”, criticó.
El tema vivienda fue uno de los más redundantes y todos prometieron construir muchas. Allí Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda, fue más allá: “Hay que expropiar las viviendas de especuladores inmobiliarios para solucionar la crisis habitacional”, aseguró.

Comentarios