Pescados y mariscos: una opción saludable que no logra escapar de la inflación

Su consumo ha aumentado debido a la recomendación de médicos y nutricionistas; Los precios también se han vuelto inestables por los constantes aumentos en los combustibles.

Por Horacio Yacante

@horayacante

Se acercan las Pascuas y un amplio caudal de mendocinos y mendocinas se vuelcan al consumo de pescados y mariscos. La variedad, calidad y sobre todo los precios, son los condicionantes principales que tienen en cuenta quienes deciden no apartarse de la tradición y poner en su mesa estos productos. Vendedores estiman que este año los precios sufrirán un aumento de entre el 10 y el 15 por ciento.

Por lo general, el incremento de los precios era estacional; es decir, que estaba motivado por los festejos religiosos. Sin embargo, en los últimos años la entrada en escena de la inflación y la liberación del aumento de las naftas determinó que se produzcan ajustes de manera más frecuente.

Lorena Grimalta, perteneciente a la pescadería Mellino, que cuenta con un amplio local en el Mercado Central, explica que el aumento de las naftas a principios de 2014 incidió directamente en el sector, ya que los productos que se venden en nuestra provincia proceden del puerto de Mar del Plata.

En esa oportunidad, los valores se incrementaron hasta casi un 10 por ciento, y estiman que para estas Pascuas, los precios experimenten un nuevo ascenso que oscilará entre el 10 y el 15 por ciento.

Aumento del consumo

Más allá de los mandatos de la tradición católica, en los últimos años el consumo de pescados y mariscos ha experimentado un crecimiento bastante marcado en nuestra provincia.

Esto se sustenta en una fuerte campaña de médicos y nutricionistas que recomiendan a sus pacientes modificar su dieta para aportar mayores nutrientes y reducir los niveles de colesterol.

Grimalta asegura que los denominados “pescados azules”, como las palometas, anchoas y atún, poseen un alto porcentaje de ácidos grasos omega 3, que de acuerdo a algunos estudios aumenta considerablemente el tiempo de coagulación de la sangre y disminuye las posibilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Los más escogidos

El filet de merluza sigue ocupando el primer lugar entre los más elegidos tanto en Semana Santa como en el resto del año, por la amplia variedad de formas en que puede ser preparado. Por el lado de los pescados enteros, la corvina y el mero son los predilectos para la parrilla.

Con el ingreso de los inmigrantes peruanos, el consumo del sábalo ha crecido considerablemente, ya que es utilizado para el tradicional ceviche, un plato tradicional de los pueblos del Pacífico.

Precios

Los valores son muy similares tanto en los supermercados como en las pescaderías. El precio del filet de merluza oscila alrededor de los 60 pesos y los pescados enteros entre 40 y 60 pesos.

La única opción distinta se puede encontrar en el camión de “Pescado para todos” ofrece precios considerablemente más bajos, debido a su sistema de eliminación de intermediarios entre los pequeños pescadores y los consumidores. En el puesto que esta semana estará ubicado en la calle Vicente Zapata entre Rioja y Salta, se puede conseguir el filet de merluza a 37 pesos y otros pescados enteros como la palometa a 30 pesos o el atún patagónico a 49 pesos.

Comentarios