Lo aseguró tras asistir al acto de firma del Acuerdo Federal Energético, que encabezó el presidente Mauricio Macri con las 24 provincias.

La vicegobernadora de Mendoza, Laura Montero, dijo que el Plan Nacional de Energía permitirá salir de “la trampa” de los esquemas tarifarios bajos con un esquema de subsidios económicos del presupuesto que ahondaron el déficit fiscal, y al mismo tiempo facilitará el equilibrio entre la oferta y la demanda y acercará a la Argentina a los precios internacionales.

Así lo expresó Montero tras asistir en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno al acto de firma del Acuerdo Federal Energético, que encabezó el presidente Mauricio Macri con las 24 provincias, con el objetivo de generar políticas de Estado confiables, competitivas y ambientalmente sostenibles, y garantizar un abastecimiento seguro de energía.

“El uso racional de la energía podrá equilibrar oferta contra demanda energética y esto es lo que se propone en este trabajo” explicó la vicegobernadora al mostrarse partidaria de “tender a normalizar gradualmente las tarifas -con la prevención de una tarifa social- ya que no se puede vivir eternamente con subsidios y fuera de un esquema comercial”.

Este compromiso asumido por la Nación y las provincias permitirá a criterio de Montero “no meter la mano en la trampa como se hacía con el tema tarifario, bajo el esquema de subsidios económicos del presupuesto, que eran prácticamente del déficit fiscal”.

Para la vicegobernadora mendocina la caída del precio internacional del petróleo y el gas “da la oportunidad para equilibrar el mercado local respecto a los precios internacionales, atraer inversiones para el desarrollo de los recursos energéticos y que los precios vayan tendiendo a una convergencia y a una normalización”.

“Con nuevos cuadros tarifarios que vayan reacomodandose gradualmente a través de audiencias públicas vamos a ir saliendo de la grave situación que presentó la Argentina en los últimos años, que perdió el autoabastecimiento, destruyó el régimen fiscal y generó una altísima dependencia de los recursos del Banco Central y la Anses provocando inflación”, agregó Montero.

La vicegobernadora añadió que “el horizonte energético es largo, pero se han puesto objetivos en los distintos escenarios” dentro de los cuales entendió que hay mejores perspectivas de desarrollo a mediano plazo para los recursos no convencionales, y el crecimiento de las explotaciones de gas natural con una convergencia hacia los precios internacionales.

En cuanto a la política petrolera, Montero dijo que el desarrollo “puede que demore” pero afirmó que el país debe “seguir el proceso de inversión para recomponer reservas y mantener el stock”.