Para Lavagna, “a Mendoza hay que pensarla al margen del país”

El precandidato presidencial por Consenso Federal visitó la provincia, desde donde brindó una conferencia de prensa junto a referentes de Protectora.

El candidato a presidente por Consenso Federal Roberto Lavagna, visitó la provincia y mantuvo encuentros con dirigentes de Protectora, sus referentes a nivel local.

En una conferencia de prensa que brindó en horas de la mañana se refirió a la provincia y explicó: “a Mendoza hay que pensarla al margen del país. Mendoza tiene una mayor capacidad de respuesta, pero en un país estancado es muy difícil que una provincia pueda ponerse en marcha”.

A su vez, el precandidato puntualizó: “Lo que está haciendo el gobierno es un conjunto de maniobras como se hicieron en 2017 para las elecciones. Yo no veo cambios más que estas trampitas electorales”.

Lavagna llegó a nuestra provincia el domingo a las 23.35hs y fue recibido en el Plumerillo, por José Luis Ramón junto a Marcelo Romano y Carolina Montivero. Tras la conferencia, en diálogo con Télam, Lavagna se refirió a la relación del oficialismo con el Fondo Monetario y advirtió “no hay que tener una actitud permisiva de decirle que sí a todo lo que pide ni tampoco actitudes agresivas”.

Lavagna hizo hincapié que “este gobierno se equivocó desde el día 1 en su diagnóstico, porque dijo que la lluvia de inversiones era lo que iba a arrancar la economía y fue al revés, porque siguió saliendo capital de Argentina hacia el exterior”.

“Cuando uno mira estos cuatro años de estancamiento con esa enorme deuda que se ha tomado se convirtió de nuevo en un problema para el país”, analizó el economista.

Agregó que “si la economía arrancara a razón de un 4% anual, que es un nivel que Argentina por su dotación de recursos puede conseguir, el tema de la deuda de alguna manera se iría licuando”.

“Con el FMI ahora hay una deuda muy grande: 2021 y 2022 son 57.000 millones de dólares y es obvio que el país no tiene ese monto, y el FMI sabe que va a haber renegociaciones alargando el período y demás”, dijo.

Y aseveró: “No hay que tener ni una actitud permisiva de decirle que sí a todo lo que el Fondo pide, que es lo que ha hecho este gobierno, ni actitudes agresivas, ideológicas usadas para políticas internas”, en alusión al kirchnerismo.

“Con el Fondo hay que negociar con seriedad, con planes concretos, mostrando que lo que uno está diciendo está dando resultados, y el Fondo -a veces a regañadientes- termina aceptando”, sostuvo.

Comentarios