Para el Oso Quiroga, la doctrina Chocobar es “una idea excelente”

El padre de Matías Quiroga, el joven asesinado en 2012 durante el asalto a un camión blindado, respaldó la medida que ha generado tanta polémica.

Envalentonado por el éxito obtenido durante el operativo de seguridad del G20, el gobierno nacional oficializó este lunes un reglamento general para el empleo de las armas de fuego por parte de los miembros de las fuerzas federales de seguridad. La normativa, que lleva la firma de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, fue duramente cuestionada por organismos de derechos humanos como la Correpi (Coordinadora Contra de la Represión Policial e Institucional) desde donde afirman que con este tipo de medidas se está legitimando la doctrina del gatillo fácil por la cual, según datos relevados por esa organización entre los años 1983 y 2017, ha provocado la muerte de unas 5.462 personas de las cuales 725 casos ocurrieron durante la gestión de Cambiemos.

Por otro lado la decisión del ejecutivo también cosecha voces a favor como el caso de Osvaldo “Oso” Quiroga, el padre del joven asesinado después de un asalto a un camión blindado en pleno centro de Godoy Cruz. Consultado por este Diario, Quiroga aseguró estar absolutamente de acuerdo con la medida al tiempo que la calificó como una idea excelente.

Además indicó que si bien pueden haber algunos problemas serán más las soluciones ya que el tema del gatillo fácil y la pena de muerte ha sido instaurada en este país desde hace un mucho tiempo, pero en mano de los delincuentes. “Ellos son quienes deciden cuándo se aplica el gatillo fácil o la pena de muerte y por eso la fuerza pública debe estar en igualdad de condiciones que los delincuentes, sino, para qué tiene el arma. Si vamos a entrar en la chicana de que se puede equivocar, por supuesto que también vamos a entrar en la franja de los daños colaterales que los hubo, los hay y los va a seguir habiendo toda la vida”.

Ante la pregunta de si no considera poco prudente que en una situación de “peligro inminente” todo quede en manos de la discrecionalidad que pueda tener un oficial, más aun teniendo en cuenta que muchos no cuentan con la formación ni preparación correspondiente, dijo que “es una obviedad que la policía no está bien preparada, pero también es cierto que es una institución que hemos defenestrado, ofendido, vilipendiado. Es lo que tenemos y hay que ir mejorándolos de a poco para poder salir a flote”.

En esa línea agregó “hoy los delincuentes te matan por un par de zapatillas, entonces yo pregunto cómo nos vamos a defender; y nos vamos a defender a los tiros que es como nos atacan. Por eso tampoco veo mal lo que pasa en otras partes del mundo donde el civil que se quiera preparar y se quiera armar lo pueda hacer. Hay que darle herramientas a la gente para combatir este flagelo y combatirlo en serio”.

Comentarios