Orgía y drogas en el brutal crimen del estadounidense en San Juan

Jesse Cieslicki fue asesinado a golpes en la cabeza. Detuvieron a una pareja sospechada del crimen del extranjero. Vecinos declararon que eran comunes este tipo de fiestas.

Una pareja fue detenida en las últimas horas como sospechosa del crimen del ciudadano estadounidense Jesse Cieslicki, hallado asesinado a golpes en la cabeza en una casa de la localidad de Tres Esquinas, en San Juan, informaron hoy fuentes policiales

Los detenidos, identificados como Ceferino Alejandro “Tucumano” Nievas (28) y Brisa Balmaceda (18), estaban escondidos entre los matorrales de una finca ubicada cerca de donde se produjo el crimen, en esa localidad cercana al límite con Mendoza.

Los arrestos se llevaron a cabo el martes por la noche y, de acuerdo a la información policial, el hombre es el principal sospechoso del crimen.

Los pesquisas creen que Cieslicki (37), quien vivía en San Juan, conocía a la pareja y había pasado con ella la madrugada del martes, junto a una adolescente que fue encontrada en la vivienda al momento del hallazgo del cuerpo.

Según la policía, la víctima, el hombre detenido y dos mujeres habían ingerido alcohol y drogas cuando y, por motivos que se investigan, se trenzaron en una pelea.

En esas circunstancias, Cieslicki fue atacado a golpes en la cabeza con la pata de una mesa.

En la vivienda los pesquisas encontraron la mesa rota, una de sus patas ensangrentada, restos de pastillas y bebidas alcohólicas, detallaron los voceros.

Los investigadores dijeron que los vecinos declararon que era común ese tipo de fiestas en la casa de Cieslicki y aseguraron que cuando se emborrachaba se ponía violento.

El hombre fue encontrado muerto en la casa ubicada a unos 60 metros de la ruta nacional 40.

Dentro de la vivienda estaba la adolescente, hija de su pareja, inconsciente y en estado de ebriedad.

La médica que ingresó a la casa constató que tenía signos vitales aunque su estado era dramático, a punto de un coma alcohólico. Cuando la chica recuperó algo de conciencia, dijo que ella y otra joven de la misma edad había estado allí.

Contó que ella y otra chica, de 18 años e identificada como B., habían estado con Cieslicki y un tal “Tucumano”. Que habían bebido, que se habían drogado y que habían tenido sexo. Que luego no supo nada más, que sólo tuvo fuerzas para recostarse y quedarse en la cama, según publicó Clarín.

Comentarios