Organizaciones de derechos humanos marcharán frente a los tribunales porteños en repudio al fallo de la Corte Suprema de Justicia que aplicó el 2x1 en favor de un condenado por delitos de lesa humanidad. 

El miércoles, una docena de organismos de derechos humanos, entre ellos Abuelas y Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas e H.I.J.O.S. Capital, convocan a concentrarse a las 18 en la plaza Lavalle, frente al Palacio de Justicia, en la calle Talcahuano 550.

“Esperamos que el conjunto de la sociedad nos acompañe para que nunca más haya impunidad en la Argentina, porque lo que no se juzga y se condena, se repite”, afirman los organizadores en un comunicado, firmado también por  Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y APDH-La Matanza, Asociación Buena Memoria, Comisión Memoria, Verdad y Justicia Zona Norte, Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz, Fundación Memoria Histórica y Social Argentina, Liga Argentina por los Derechos del Hombre y Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH).

Por su parte, los organismos de derechos humanos nucleados en el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia convocaron para el jueves a las 17, a una marcha desde el Congreso a Plaza de Mayo, para que “todo el país convierta ese día en una jornada nacional contra la impunidad y la represión”, dijeron en un comunicado.

"Para los genocidas que torturaron, secuestraron y desaparecieron a nuestros compañeros, pedimos cárcel común y efectiva desde hace más de 30 años" dice la declaración que define al fallo de la Corte Suprema como "una verdadera provocación" y "un verdadero mamarracho fascista, pues la regla de aplicar la norma más benigna resulta absurda, ya que la ley del 2x1 no existía en el momento de cometerse los delitos", agregaron.

El miércoles último, la Corte Suprema de Justicia declaró aplicable la ley 24.390 (conocida como ley del 2x1) derogada en 2001, en el caso del represor condenado por delitos de lesa humanidad Luis Muiña.

Los organismos cuestionaron la decisión de la mayoría, constituida por los ministros Elena Highton, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, y advirtieron que abre las puertas a partir del caso Muiña para que otros condenados por delitos de lesa humanidad que no tengan sentencia firme soliciten la reducción del tiempo de prisión.

En disidencia, votaron los jueces Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda, quienes señalaron que esa reducción no es aplicable a los delitos de lesa humanidad.