La policía de Shenzen subió a Weibo, la red social más popular de China, una advertencia para los conductores: quienes sean capturados usando las luces altas ilegalmente serán multados con 300 yuanes (USD 44), perderán puntos de su licencia, y se les recitarán las regulaciones sobre el uso correcto de los faros.

Lo llamativo es la introducción de un nuevo y poco convencional castigo: hacer que los infractores miren fijamente las luces altas durante 60 segundos, mientras que se sientan en una silla especialmente diseñada.