Nuevo aumento de gas: el 70% de los hogares pagará $700 mensuales

Se trata de una suba promedio de 34,7% y en algunos casos llegará al 50%. Los más afectados serán hogares de bajos recursos. La polémica se da por la manera en que se calculó el aumento.

En medio de los anuncios de recesión al menos hasta marzo, la alta inflación y la volatilidad del precio del dólar, el Gobierno dio a conocer los nuevos aumentos en el gas, más altos de lo anunciado en un primer momento, y además autorizó una “compensación” a las empresas distribuidoras que pagarán los usuarios desde enero, en 24 cuotas.

En medio de la polémica, el secretario de Energía, Javier Iguacel, negó que la compensación sea por el precio del dólar, al tiempo que ratificó que el aumento será en promedio del 34,7%, aunque reconoció que será mayor en los sectores de menos recursos, y señaló que “más de la mitad” de los que se quejan en las redes sociales del aumento del gas “son militantes kirchneristas”. También comparó lo que se paga por año por el gas con lo que suman las factura del cable anuales, minimizando el impacto de los aumentos en las economías familiares.

Cálculo polémico

Si bien Iguacel lo desmintió, la polémica surge por la forma en que el Ministerio realizó el cálculo del aumento. El mismo se debe al impacto de la devaluación sobre el gas distribuido entre abril y septiembre. Las distribuidoras tienen una deuda con las petroleras porque estaban pagando el producto a un dólar de $ 20,34 y por contrato debieron hacerlo al tipo de cambio vigente el día antes del pago.

Como las distribuidoras pagan el gas a las petroleras a los 75 días, para el gas de abril se usará el tipo de cambio de mediados de junio, la fecha efectiva de pago, y en forma igual todos los meses, hasta llega a septiembre que se empezará a pagar a mediados de diciembre al dólar que esté vigente en esa fecha.

Sucede que sin certezas sobre el tipo de cambio no es fácil calcular la deuda total que se traspasará al público, porque además se le añadirán intereses que las distribuidoras deben a las petroleras, tal como está previsto en las normas de las licencias que no se modificaron. Tampoco queda claro si cuando se produzca un nuevo aumento en abril, la deuda se engrosará con la diferencia entre el tipo de cambio que se negocia ahora y el que efectivamente se registre.

Comentarios