Nueva jornada de protesta bajo el espectro de la parálisis

La sexta jornada de protestas en Francia finalizó con enfrentamientos con la policía y escenas casi de guerrilla urbana en algunas zonas del país.
Se trata de una nueva protesta masiva convocada por los sindicatos contra el plan del Gobierno y su medida más destacada: el retraso en dos años, hasta los 62, de la edad mínima legal de jubilación.
Unas 3,5 millones de personas salieron a las calles según los sindicatos franceses, el mismo número que durante la última huelga, el 12 de octubre.
Por su parte, el ministerio del Interior contabilizó 1,1 millones de manifestantes en las 266 protestas organizadas en todo el país.
La huelga en las 12 refinerías de Francia y el bloqueo de algunos depósitos de combustible -unos 20 de un total de 210 según el Gobierno- dejaron sin carburante a 4.000 de las 12.500 gasolineras del país. El impacto de la huelga se notó sobre todo en los transportes, especialmente en los trenes y aviones.

Comentarios