No hubo anuncios en la reunión entre Macri y Trump en EE.UU.

Los elogios entre ambos mandatarios y las evasivas por parte de Trump en relación al bloqueo de los limones argentinos fueron los ejes centrales durante el encuentro.

Las evocaciones sobre el pasado compartido entre ambos mandatarios y los elogios recurrentes, marcaron el tono que tuvo el encuentro de ayer entre Mauricio Macri y Donald Trump en la Casa Blanca. De esta manera el presidente norteamericano definió a su par argentino como “un gran líder” y auguró que hará “un trabajo fantástico”, en marco del encuentro bilateral.

Trump admitió que “Una de las razones por las que él está acá, es por los limones. El negocio del limón es grande. Yo voy a hablar de Corea del Norte, y él me va a hablar de los limones”, ironizó luego del encuentro que mantuvo con Macri en la Casa Blanca.

En ese contexto, el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, tiene previsto arribar a Buenos Aires en junio para discutir con su par argentino, Miguel Braun, las restricciones que aplica ese país al ingreso de limones y biodiesel.

En un aparte con la prensa, Trump recordó que “nos conocemos de antes de la política” con Macri, en alusión al pasado empresario, y bromeó apuntando: “¿Quién iba a pensar que iba a suceder esto, para los dos?” El presidente de Estados Unidos, seguidamente, colmó de elogios a Macri, quien curiosamente no realizó declaraciones en el breve tramo que se difundió por televisión.

Allí, Trump dijo que el visitante es “una persona bárbara” y auguró que “será un presidente de primera”, al tiempo que señaló que “vamos a ser grandes amigos”. “Conozco a Mauricio desde hace muchos años, y sé el tipo de persona que es, es una gran persona y es un gran líder, va a hacer un trabajo fantástico para la Argentina, y yo me siento muy bien en respaldarlo, porque es un hombre que ama a su gente y a su país”, aseguró el mandatario.

Luego, se difundió la declaración conjunta, en la que se consigna se discutieron “formas de profundizar la estrecha relación entre la Argentina y los Estados Unidos” al tiempo que Trump “expresó su beneplácito por el creciente papel de liderazgo de la Argentina en el escenario mundial”.

Al abordar el tema de Venezuela señalaron su fuerte preocupación por el deterioro de la situación en ese país y acordaron trabajar estrechamente para preservar las instituciones democráticas en la nación petrolera.

En tanto, Trump entregó una amplia partida de documentos desclasificados relacionados con los abusos en materia de derechos humanos en la Argentina durante la última dictadura militar (1976-1983). El material incluye unas 3.300 páginas de documentos de inteligencia y del Departamento de Estado desclasificados y la entrega había sido acordada en marzo de 2016 durante la visita a Buenos Aires de Barack Obama.

Comentarios