“No hay ningún ejército que haya liberado a un pueblo”, dijo Alberto F.

El presidente electo Alberto Fernández afirmó ayer que “es un día aciago” porque en Bolivia hubo un “golpe de Estado” que “interrumpió la democracia” en ese país, “Se produjo un enfrentamiento y una enorme crisis social que no se sabe dónde termina” y aseveró que “no hay ningún ejército que haya liberado a un pueblo”. […]

El presidente electo Alberto Fernández afirmó ayer que “es un día aciago” porque en Bolivia hubo un “golpe de Estado” que “interrumpió la democracia” en ese país,

“Se produjo un enfrentamiento y una enorme crisis social que no se sabe dónde termina” y aseveró que “no hay ningún ejército que haya liberado a un pueblo”.

Al hablar junto al ex candidato a presidente chileno Marco Enríquez Ominami en la presentación del libro “Política y elecciones en A. Latina: una guía progresista para campañas electorales”, Fernández agradeció a los presidentes de México, Perú y Paraguay (Manuel López Obrador, Martín Vizcarra y Mario Abdo, respectivamente) por su colaboración para asilar y ayudar al ex presidente de Bolivia, Evo Morales.

“Es una muy mala jornada. No es un lindo día para los que queremos que la democracia se afiance entre nosotros. No hay ningún ejército que haya liberado a un pueblo. Ha habido un golpe de Estado en Bolivia, para que nadie se confunda”, sentenció el mandatario electo, mientras mientras una pantalla de fondo proyectaba una imagen de Morales.

En Bolivia, insistió, “se interrumpió la democracia” y sostuvo que “gracias a Dios existe la solidaridad de presidentes y de pueblos latinoamericanos que fueron en socorro del agredido, que se llama Evo Morales”.

Comentarios