“Ningún estadio me intimida”, aseguró el árbitro chileno de la primera final

En una entrevista con el diario La Tercera, el juez designado para el Superclásico que significará la final de ida del torneo más importante del continente manifestó su satisfacción por ser parte de este hecho histórico.

El chileno Roberto Tobar, el árbitro de la primera final entre Boca y River del sábado, por la Copa Libertadores, aseguró ayer que “ningún estadio” lo “intimida” y confesó que el partido en La Bombonera será el “más importante” de su carrera.

En una entrevista con el diario La Tercera, el juez designado para el Superclásico que significará la final de ida del torneo más importante del continente manifestó su satisfacción por ser parte de este hecho histórico.

“Por la trascendencia, la historia de los equipos y la importancia que tiene el partido, claro que es el más importante. Estoy orgulloso de estar ahí en el medio”, confesó Tobar, de 40 años e internacional de FIFA desde 2011.

El chileno ya estuvo en La Bombonera en el partido de ida de la semifinal entre Boca Juniors y Palmeiras y aseguró que más allá del “ambiente que uno disfruta” no lo “intimida ningún estadio”.

“Ningún estadio me intimida. Siempre uno trata de concentrarse y de focalizarse en el trabajo en sí del árbitro y, felizmente, no he tenido ninguna sensación que pueda decir que he sentido algún tipo de temor. Estoy muy tranquilo”, afirmó.

Comentarios