El secretario Gremial de Camioneros, Pablo Moyano, aseguró ayer que “si en Quilmes tiene que haber un muerto, habrá uno, dos o tres muertos”, en referencia a la decisión del intendente Francisco Gutiérrez de municipalizar el servicio de recolección de residuos.
Por su parte, la Municipalidad de Quilmes denunció que la empresa Covelia suspendió “anticipadamente” la prestación del servicio de recolección de residuos en el distrito “pese a que su contrato tiene vigencia hasta el próximo lunes”. La quita anticipada del servicio por parte de la concesionaria se da tras la audiencia en el Ministerio de Trabajo bonaerense entre la intendencia, la empresa y el Sindicato de Choferes de Camiones. En un comunicado, el municipio “dejó en claro su decisión de hacerse cargo del servicio a partir del 5 de mayo”.