Mónaco perdió y se despidió del Abierto de Australia

El tenista argentino Juan Mónaco, vigesimosexto favorito del torneo, quedó eliminado en la segunda ronda del Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada, al caer ante el holandés Robin Haase 6-4, 6-4, 3-6 y 6-2, quien ahora enfrentará al estadounidense Andy Roddick.
El tenis “fácil” del jugador holandés y su mortal revés paralelo martirizaron al argentino, que solo cuando se vio contra las cuerdas pudo mostrar su mejor tenis.
Mónaco supo reaccionar cuando se encaminaba hacia una derrota en tres sets y también cuando su rival se adelantó 5-0 en el cuarto parcial, pero no fue suficiente para revertir el curso de los acontecimientos.
El tandilense hizo autocrítica tras la eliminación. “Me quiero entrenar duro porque quiero seguir mejorando, tengo una semana para preparar bien Santiago”, dijo Mónaco de cara a la gira latinoamericana sobre arcilla que se inicia el 31 de enero e incluye escalas en Buenos Aires, Costa do Sauípe (Brasil) y Acapulco (México).
Mónaco, que estrenó entrenador este año con el recientemente retirado Mariano Zabaleta, destacó que la arcilla favorece su juego: “En polvo tengo más tiempo para armar los puntos y las jugadas”.
Autocrítico, el número 28 del mundo analizó las razones de su derrota ante Haase, de 23 años y 62 del ranking. “Tengo que ser más regular cuando me pongo más arriba en el marcador, no ponerme nervioso, mejorar el saque. Ser más dominador en el partido. Hoy fui un poco parsimonioso, pero él jugó un gran partido”, admitió el argentino.
Con la caída de Mónaco, solo quedan David Nalbandian, Juan Martín Del Potro y Eduardo Schwank, quienes anoche y esta madrugada jugaban por segunda ronda ante el lituano Richard Berankis, el chipriota Marcos Baghdatis y el español Guillermo García López, respectivamente.
El que tuvo que sufrir más de la cuanta para avanzar a la tercera ronda fue el suizo Roger Federer, número dos del mundo y vigente campeón, quien derrotó en un durísimo juego al francés Giles Simón 6-2, 6-3, 4-6, 4-6 y 6-3, en más de tres horas. Ahora Federer deberá enfrentar a otro galo, Richard Gasquet, para intentar meterse en los octavos de final en Melbourne Park.

Comentarios