Milagro Sala fue sobreseída en un juicio por intento de homicidio

La líder de la Tupac zafó en una de sus causas aunque seguirá siendo investigada en al menos tres hechos más, entre ellos la Megacausa por el desfalco en la construcción de viviendas.

La dirigente social Milagro Sala fue absuelta ayer en el juicio de la causa conocida como la Balacera de Azopardo, ocurrida en 2007, en la que estaba imputada como coautora de “homicidio agravado por precio o promesa remuneratoria en grado de tentativa”, según el fallo emitido por el Tribunal Criminal 2 de Jujuy.

Los hechos bajo investigación ocurrieron el 27 de octubre de 2007 y, como consecuencia de los disparos, una niña de 11 años resultó gravemente herida cuando se encontraba en el interior de una carnicería.

Lo cierto es que aún hay varios expedientes que tienen en jaque a Sala y que aún no se resuelven. El más grande es la Megacausa, que averigua un desfalco por $ 700 millones relacionado a la construcción de viviendas sociales. Según la denuncia hay 1.800 casas que figuran terminadas pero no se hicieron y 500 quedaron por la mitad.

Por otra parte, en la causa conocida como “Pibes villeros”, enfrenta cargos por “asociación ilícita, fraude y extorsión” por el supuesto desvío de fondos nacionales para obras de vivienda.

También protagoniza una denuncia por amenazas. “Voy a poner una bomba y voy a hacer volar a todos”, le habría dicho, según consta en el expediente, a un policía jujeño. Ocurrió en 2014.

En diciembre, Milagro Sala enfrentó dos juicios: fue condenada a tres años de prisión en suspenso por el escrache a Gerardo Morales, en 2009, y el Juzgado Contravencional de Jujuy la sancionó con una multa $3700 y la inhabilitación para formar parte de organizaciones con personería jurídica por tres años por el acampe de 51 días realizado en la plaza principal Belgrano.

Comentarios