Miguel Ángel Pichetto: el oficialista eterno

Crítico en lo discursivo pero funcional en la práctica el flamante compañero de fórmula de Mauricio Macri resultó ser un aliado fundamental para el oficialismo en el Congreso.

Miguel Ángel Picheto preside (aún no renunció formalmente) el Bloque Justicialistas en el Congreso de la Nación, lugar al que accedió en 2015 tras resultar como senador del Frente para la Victoria por la provincia de Río Negro. A pesar de mostrarse crítico en cuanto a la marcha de la economía como de la mayoría de las medidas impulsadas por gobierno de Mauricio Macri, en los últimos tres años Picheto acompañó varios de los proyectos y leyes importantes para el oficialismo como el pago a los Holdouts, la reforma previsional para actualizar el monto de las jubilaciones o el consenso fiscal con las provincias.

También acompañó con su voto la designación de Gustavo Arribas al Frente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y la postulación de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia Rosatti y Rosenkrantz que habían sido designados por decreto presidencial.

Por otro lado acompañó el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo que finalmente terminó rechazo por 38 votos contra 31 a favor. Allí Picheto dio un discurso en el que invitó a la clase política como a todos los credos religiosos a realizar una autocrítica respecto al tema del aborto el cual se ha transformado en un “debate estructural que tiene que ver con la Argentina moderna o la del atraso y con enfocar la problemática desde la salud pública”.

En estos últimos años su labor parlamentaria Picheto también se ha caracterizado por sostener discursos radicalizados sobre los inmigrantes, principalmente sobre ciudadanos peruanos y bolivianos. En ese sentido vale retomar declaraciones como que nuestro país “funciona como ajuste social de Bolivia y ajuste delictivo de Perú” debido a la una falta o ausencia de control migratorio “que incorpora toda esta resaca”

Dueño de una gran versatilidad política, Picheto ha sabido ocupar cargos importantes en los gobiernos peronistas de Carlos Menem, Eduardo Dhualde, Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Aunque esta última decisión de acompañar a Mauricio Macri como compañero de fórmula presidencial parece marcar un punto de inflexión en su carrera que ha despertado el rechazo de la mayoría de casi todo el arco peronista, incluso de sus propios compañeros de bloque entre los que se encuentra el formoseño José Mayans quien calificó la decisión como “una traición“.  En esa misma línea la senadora Silvina García Larraburu, ex compañera de boleta de Pichetto en 2013, dijo en una entrevista en Radio con Vos que "no esperaba que Pichetto llegara a tanto”.

En ese marco Pichetto anunció que va a renunciar a la presidencia del Bloque Justicialista aunque advirtió que no renunciará a su cargo en el Consejo de la Magistratura - órgano responsable de designar los integrantes de los tribunales de justicia, controlar la actividad de los jueces e iniciar los juicios políticos- lugar que justamente accedió gracias el apoyo de sus compañeros de bloque.

Comentarios