El dato surge de un relevamiento hecho por Barrios de Pie a niños y niñas en ochenta merenderos de la provincia. Reclaman que se sancione la Emergencia Alimentaria.

A diferencia de lo que sucedía en Capital Federal donde la organización social Barios de Pie se movilizaba en distintos puntos de la ciudad para reclamar al gobierno nacional que sancione la Emergencia Alimentaria en todo el país, referentes de la organización a nivel local aclararon que aunque adhieren a los reclamos la decisión fue no movilizar y en su lugar realizar actividades en barrios y plazas en los que realizan su trabajo social.

En lo que si hay coincidencias es en el diagnóstico acerca de la difícil situación económica que hoy atraviesan los sectores sociales más vulnerables y el impacto que esto provoca miles de niños y niñas de todo el país.  Según un estudio realizado a nivel local por Barrios de Pie, que abarcó alrededor de mil quinientos niños y niñas a los que se les realizó el percentilado de talla y peso en más de ochenta merenderos y centros de salud alimentarios, reveló que al menos uno de cada dos chicos presenta algún problema de alimentación. Al respecto Adrián Bonada, referente de la organización en Mendoza, dijo: “Tanto a nivel provincial como nacional los datos que obtuvimos en los relevamientos,  nos muestran resultados que son alarmantes, principalmente, porque la mitad de los niños que asisten a los merenderos tienen algún problema de malnutrición”. Y esto no solo incluye a los casos de bajo peso sino también a niños y niñas que presentan sobrepeso u obesidad como consecuencia de la ingesta de alimentos con alta concentración de azúcar, harina y grasa. Que generalmente son los alimentos más económicos y accesibles.

Este es uno de los argumentos más fuertes con el que se le reclama la sanción de la Emergencia Alimentaria, que de aprobarse, significaría destinar a los sectores más vulnerables $10.000 millones para afrontar, entre otras cosas, los problemas de alimentación. En este sentido Bonada señaló: “Creería que si hay sensibilidad social por parte del gobierno nacional, la sanción de la Emergencia debería ser algo que se acompañe unánimemente porque ayudaría a resolver el problema en el largo plazo porque la pobreza y la malnutrición es algo que impacta estructuralmente en todos los rincones del país.”.

Al ser consultado sobre la presencia de referentes históricos del movimiento Barrios de Pie en el gabinete del gobernador Alfredo Cornejo y se esto no resultaba contradictorio con la postura más confrontativa que mantienen con el gobierno nacional, Bonada dijo que existen diferencias entre el gobierno de Cornejo y de Macri. Una de ellas es que a nivel local han podido ocupar espacios son claves para poder abordar distintas problemáticas sociales y que a nivel nacional esto no sucede. “Nosotros tenemos una caracterización diferente de los que es el gobierno nacional y el provincial, porque tenemos referentes de nuestra organización conduciendo espacios como el área de Contingencia Social y también tenemos otra referente en el área de Mujer. Esto significa tener una voz en el Estado que está preocupada y vinculada permanentemente a la problemática de los más humildes e intentando resolverla desde su lugar” agregó el referente barrial.