Mendoza reúne a referentes de los bancos de leche de Argentina

Guerra de Almeida, coordinador de la Red Brasilera de Bancos de Leche Humana, llegó a Mendoza para reunirse con referentes de los bancos de leche materna de nuestro país.

“Un niño que recibe leche materna por seis meses en forma exclusiva y luego complementando por dos años o más reduce un 33 por ciento la posibilidad de contraer un linfoma en la vida adulta y un 60 por ciento el riesgo de obesidad”. Así lo afirmó João Aprigio Guerra de Almeida, coordinador de la Red Brasilera de Bancos de Leche Humana, quien llegó a Mendoza para reunirse con referentes de los bancos de leche materna de nuestro país. El especialista también coordina una red que hoy nuclea a los bancos de leche de 28 países del mundo.

El Gobernador Alfredo Cornejo recibió a João Aprigio Guerra de Almeida y recorrió junto a él las instalaciones del Banco de Leche Humana de Mendoza que funciona en el Hospital Luis Lagomaggiore. También compartió la charla que mantuvo el brasileño con los referentes de los bancos de leche humana de Argentina.

La responsable del Banco de Leche de Mendoza, María Luz Vargas, explicó que la reunión tiene como fin comparar experiencias, analizar la situación de cada uno de los centros y equiparar criterios de trabajo. “Esto ha sido muy enriquecedor, ya contamos con la visita de João Aprigio Guerra de Almeida, que compartió su experiencia en el tema”, destacó.

Asistieron representantes de los bancos de leche humana de Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Neuquén y Río Negro.  “Contábamos con siete bancos de leche en el país y ayer se sumó el octavo, en Corrientes”, destacó Vargas.

Por su parte, Guerra de Almeida destacó: “Es un privilegio estar en la provincia, ya que el Banco de Leche de Mendoza es hermano nuestro, ya que venimos trabajando en forma conjunta desde su inicio. En Brasil tenemos una experiencia de 33 años en políticas públicas en bancos de leche, comenzamos en 1985. Y hoy contamos con una red global de bancos de leche en la que participan oficialmente 28 países en tres continentes”.

“Trabajamos desde el inicio con el Banco de Leche de Mendoza asesorando al hospital para realizar el plan de trabajo; capacitando a los equipos técnicos, para entrenar y empoderar a los profesionales. Y seguimos con esta política para profundizar aspectos que nos permitan apoyar la salud pública de Mendoza y a contribuir para que cumpla con sus compromisos para la Agenda 20/30 de Desarrollo Sostenible”, agregó el especialista.

Además, Guerra de Almeida expresó que contar con un banco de leche es considerado por la Organización Mundial de la Salud como una de las estrategias más efectivas para la reducción de la morbimortalidad infantil y neonatal pero también como una acción preventiva para evitar enfermedades crónicas no transmisibles.

Comentarios