Mendoza, la primera provincia en aplicar la base de datos de ADN

Presentaron el sistema creado por el FBI para investigación criminal. En un mes ha permitido determinar los responsables de 22 delitos en causas que estaban archivadas.

Autoridades del gobierno y la justicia anunciaron ayer que la provincia se convirtió en la primera del país en aplicar el sistema CoDIS (Combined DNA Index System), un software creado por el FBI para investigación criminal en base a la recopilación de datos genéticos.

El gobernador Alfredo Cornejo destacó durante la presentación del programa que “garantizar justicia a las víctimas del crimen es una función primordial” y para ello, destacó, “esclarecer y prevenir el crimen, además de exonerar a los inocentes que no lo hayan cometido es, y será siempre, un servicio de crucial importancia que deben brindar nuestros gobiernos”.

El sistema CODIS, si bien fue presentado públicamente ayer, comenzó a aplicarse, y según fuentes gubernamentales permitió identificar a los responsables de 22 delitos en causas que estaban archivadas y sin resolución.

Al destacar el “papel de liderazgo en cuanto a las bases de datos de ADN de criminales en la Argentina” que asumió Mendoza, Cornejo dijo que este proceso “permite a los investigadores identificar al autor del hecho ilícito, aun cuando no exista otra evidencia disponible”.

“Mendoza se ha convertido en la primera provincia de Argentina en tomar muestras de ADN de casi la totalidad de los delincuentes arrestados o condenados por algún hecho ilícito. Es posible contar con este novedoso banco de perfiles genéticos gracias a la ley aprobada por el Poder Legislativo provincial en 2016”, añadió.

En ese punto coincidió el procurador de la Corte, Alejandro Gullé, quien destacó que era “un placer anunciar que la provincia de Mendoza es la primera de la Argentina en establecer formalmente la base de datos de ADN para la investigación penal y el uso del reconocido sistema CoDIS, software del FBI”.

Del acto participaron también el presidente de la Suprema Corte de Justicia local, Jorge Nanclares; y en representación del FBI, los especialistas Jayann Sepich; Bruce Budowle y Tim Shellberg, quienes mostraron cómo funciona el programa y destacaron el “compromiso y la visión que tiene Mendoza de la seguridad y de cómo han trabajado en conjunto”.

Budowle, doctor en Genética y Filosofía, remarcó que “el ADN es la mejor herramienta para encontrar al responsable de un crimen y para prevenir delitos. En 1988 Estados Unidos tuvo su primera base de datos que perfeccionó con el tiempo. Hoy Argentina y Mendoza está dando un primer paso”.

“En el mundo, ya son 59 los países que cuentan con un programa nacional para el almacenamiento de perfiles de ADN a tal fin”, recordó Cornejo y apuntó que “aunque Argentina no se encuentre en ese listado, esperamos que el anuncio de hoy en Mendoza no sólo sirva de ejemplo para que el resto de las provincias se sumen a nuestra iniciativa sino también que sea el motor que impulse la implementación a nivel nacional de un programa de bancos de datos de ADN, donde las distintas administraciones compartan sus registros”.

Comentarios