Macri habló de las “pepas” y el crecimiento del narcotráfico

El presidente de la Nación le pegó un palito al kirchnerismo a través de un posteo en sus redes sociales en el que hizo referencia al tráfico de drogas.

Mauricio Macri aseguró ayer que “el narcotráfico creció exponencialmente” en Argentina durante la década pasada “sin ninguna política que tuviera intención de combatirlo”.

“En la década pasada, sin ninguna política que tuviera la intención de combatirlo, el narcotráfico creció exponencialmente en nuestro país. Como consecuencia de eso, drogas de todo tipo en cantidades masivas se pusieron al alcance de nuevos consumidores a menor precio”, afirmó el mandatario.

En un texto que publicó en Facebook y en Twitter, Macri preguntó: “¿De dónde creés que salió ese mercado? ¿Quiénes eran los que antes no compraban drogas y ahora lo hacen?”.

Enseguida puntualizó que “el nuevo mercado de las drogas está compuesto por chicos y chicas”, al tiempo que acompañó el posteo con una imagen de uno de los operativos del Ministerio de Seguridad en el que se desbarató una banda que transportaba drogas en juegos para chicos.

“El nuevo mercado de las drogas está compuesto por chicos y chicas, como tus hijos, tus sobrinos, tus hermanos adolescentes y jóvenes de todo el país, de todas las clase sociales, de toda clase de familias”, dijo.

Agregó que “ellos son el objetivo principal de cualquiera que traiga drogas al país” y explicó: “El mercado de drogas, como el de videojuegos, no puede crecer hacia las personas con más edad, siempre crecen hacia las personas de menos edad, hacia los jóvenes, hacia los chicos”.

“Entonces -para que empecemos a mirar las cosas de otra manera- no se trata de haber descubierto a una banda narco, de un episodio policial aislado, de una avioneta interceptada, de un camión con drogas acá o allá, o de un contrabandista atrapado al entrar en Ezeiza con 100 cápsulas en sus intestinos; cosas que parecen salidas de una serie de televisión”, siguió el mandatario.

“Se trata de capturar concretamente a un conjunto de personas y sus lotes de drogas que representan a organizaciones violentas que buscan llenar las calles, las escuelas, los colegios, las universidades, los clubes y los empleos, con esas drogas. Capaces de repartirlas en cualquier lado con logísticas similares a cómo te llega una pizza a tu casa”, advirtió.

Agregó que “el narco que es detenido con miles de pastillas es justamente el que trae las pastillas que le van a vender a tus hijos en la fiesta que más le gusta” y señaló: “Cuando detenemos al narco las pastillas no llegan. No es un hecho policial lejano, es absolutamente cercano”.

“Cada decomiso significa menos drogas en las calles, drogas más difíciles de conseguir, drogas más caras, más distantes de los colegios, de tus hijos”, concluyó.

Comentarios