“A los vecinos de San Rafael, a los vecinos de Alvear, les digo que estamos con ustedes, haciendo lo imposible para poder mitigar lo que está sucediendo”, aseguró.

El presidente Mauricio Macri aseguró ayer en San Rafael que las autoridades nacionales, provinciales y municipales “están haciendo lo imposible para poder mitigar” los incendios que afectan al sur de la provincia desde el 30 de diciembre.

“A los vecinos de San Rafael, a los vecinos de Alvear, les digo que estamos con ustedes, haciendo lo imposible para poder mitigar lo que está sucediendo”, afirmó Macri al encabezar un acto en el que puso en marcha las obras de pavimentación de la ruta nacional 143.

Acompañado del gobernador Alfredo Cornejo, Macri agregó que las acciones “entre Nación, provincia y municipios” son posibles gracias a que se trabaja “en equipo”, de una forma que “tal vez nunca antes sucedió”.

El presidente llamó además a “comprometerse de verdad en la lucha contra el cambio climático” y lo relacionó con los incendios forestales.

“Esto que estamos sufriendo hoy con estos incendios, estas tragedias que pasan en Argentina y en el mundo, tienen que ver con el calentamiento global”, dijo, y agregó que “todos” tienen que aportar su “granito de arena” para que situaciones como estas no sucedan.

Antes del acto, el presidente sobrevoló junto a Cornejo la zona de incendios forestales y rurales que afectan unas 120.000 hectáreas del sur provincial.

La Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación, a través del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), asiste a la provincia mediante el empleo de aviones observadores e hidrantes, helicópteros y un equipo de brigadistas especializados en el combate de incendios.

Se trata de dos cuadrillas pertenecientes a la base de Buenos Aires, tres de La Pampa y dos de Córdoba, que actúan en coordinación con personal del Plan Provincial del Manejo del Fuego de las áreas de Defensa Civil de la provincia y del municipio, de la Dirección provincial de Vialidad y agentes del Ministerio de Salud de Mendoza.

Las cuadrillas realizan su tarea con la ayuda de maquinaria pesada, autobombas forestales y camionetas y de un helicóptero de la provincia de Mendoza, según se precisó.

Al mismo tiempo que se lucha contra el fuego, la provincia extremó sus medidas de seguridad sobre rutas y caminos rurales para evitar accidentes, según se informó.

“Los trabajos realizados en las últimas horas permitieron reducir la cantidad de focos activos, una tarea que se vio favorecida por la disminución de la temperatura ambiente y el aumento de la humedad”, informó presidencia en un comunicado.

El subsecretario de Protección Civil de la Nación, Daniel Russo, viajó especialmente a la provincia y evaluó, junto a las autoridades provinciales, la estrategia de acciones para lograr la extinción del fuego.

Varios focos simultáneos se declararon el último fin de semana del año en una zona de campos y se expandieron rápidamente hasta llegar al límite con San Rafael.