El presidente se reunirá con gobernadores, empresarios, jueces y sindicalistas para anunciar sendas reformas impositivas, previsionales, laborales y educativas.

Tras el apoyo que recibió el gobierno en las elecciones legislativas días atrás, el presidente Mauricio Macri anunciará hoy ante gobernadores, autoridades parlamentarias, jueces, empresarios, sindicalistas, universidades y entidades religiosas un ambicioso plan de “reformas institucionales, económicas y educativas” que enviará al Congreso para tratar en sesiones extraordinarias.

Fuentes de la Casa Rosada explicaron que uno de los principales objetivos de Macri es “avanzar en un acuerdo” con gobernadores y legisladores “antes de fin de año” para impulsar una “reforma impositiva” que incluya la eliminación de impuestos distorsivos como los de Ingresos Brutos provinciales y tasas municipales, entre otras discusiones sobre la coparticipación federal que busca incluir en la discusión del Presupuesto 2018.

Las reformas que se vienen

Se espera que en la presentación de una serie de “acuerdos básicos de gobernabilidad”, como lo definió el ministro del Interior Rogelio Frigerio, Macri apunte a implementar medidas que generen el “alivio fiscal” requeridos por empresarios y gremios con una reforma impositiva “equitativa”, entre otros puntos.

Entre otras medidas que podría anunciar mañana el presidente, figuran una reforma a la ley de Movilidad jubilatoria para mejorar el cálculo de reajustes en base a la inflación, al igual que los montos de asignaciones familiares, la eliminación de aportes patronales para salarios menores a 10.000 pesos, una suba de tarifas y pasajes de colectivo escalonadas, gravar las inversiones que superen el millón y medio de pesos en plazos fijos y bonos y deducciones de impuestos al cheque y ganancias.

En ese marco, Macri anunciaría la convocatoria a sesiones extraordinarias del Congreso a partir del 30 de noviembre próximo hasta fin de año y retomarlas en febrero de 2018.

En ese sentido, el jefe del bloque de diputados nacionales de Cambiemos, Nicolás Massot, destacó que la presentación de mañana será el “primer paso para lo que después tiene que terminar en una ley” aunque, dijo, “habrá que ir viendo cómo evoluciona y la respuesta de la contraparte, los sindicatos, los gobernadores”.

Por eso, el Gobierno tiene previsto convocar a una nueva reunión a los gobernadores el jueves 9 de noviembre para debatir la reforma impositiva y la redistribución de recursos, aunque entonces no se encontrarán con el presidente que estará de viaje por Estados Unidos.

Ese segundo encuentro con los mandatarios provinciales podría ser conducido posiblemente por los ministros Frigerio y Nicolás Dujovne, de Hacienda.

La organización del evento estuvo a cargo del secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis, bajo la supervisión del Presidente y del jefe de Gabinete, Marcos Peña, quienes junto al ministro Frigerio, y el de Trabajo, Jorge Triaca, se repartieron durante toda la semana la convocatoria a los dirigentes de cada sector.

Altas fuentes oficiales indicaron que las 150 personas invitadas al acto son “todos representantes institucionales” como gobernadores, magistrados, autoridades de las cámaras parlamentarias, jefes de bloques, asociaciones empresarias, sindicatos y autoridades religiosas y universitarias.

Varios gobernadores ya confirmaron su asistencia al encuentro donde Macri anunciará “los lineamientos generales” de todas las modificaciones, que incluirá la presentación de proyectos de ley como reforma tributaria, reforma del Ministerio Público Fiscal, reforma del Consejo de la Magistratura y reforma electoral, además del proyecto de Presupuesto nacional 2018.