El presidente dijo en una entrevista por radio Nihuil que tras cumplir su primer año de gestión empieza a sentirse "cómodo en el rol".

"Me pasé varios meses donde sentía que corría y no podía llegar. Pero a fin de año sentí como un alivio, sentí como que se me acomodaron las cosas. No solo era el rol interno sino también el rol externo. Eran todas pruebas nuevas, desafíos nuevos. Pero a fin de año siento que ya entiendo cómo es la tarea, me empiezo a sentir cómodo en el rol, más allá de que la exigencia no baje", expresó.

En declaraciones a radio Nihuil de Mendoza, afirmó además que necesita "tener un equilibrio, lograr dormir bien, tener tiempo para los afectos, para la reflexión" porque, remarcó, "la tarea es gigantesca".