Luego del golpe de calor, la Presidenta volvió a la actividad

“Lo único que me puede noquear es un golpe de calor, pero aquí estamos trabajando como siempre”, bromeó Cristina Fernández de Kirchner ayer, en su vuelta a la actividad luego de sufrir una lipotimia.

La presidenta recibió en la Casa Rosada a las ocho campeonas del mundo de boxeo, entre las que estuvo la mendocina Yésica Marcos. Luego encabezó la presentación de la última etapa del programa “Trabajo Registrado Digital, Control en Tiempo Real”, donde sostuvo que se encuentra “muy orgullosa” por “haber alcanzado el porcentaje más alto en los últimos 40 años de trabajadores formalizados”. Y agregó: “en la década del 90, de cada diez trabajos que se creaban, nueve eran ilegales y uno legal. Hoy, ocho son legales y sólo dos ilegal. Eso es dar un giro de 180º en el paradigma de una época a la otra”.

Comentarios