Luego de un día de caos, se levantó el paro de LAN

La empresa vuelve a operar con normalidad después del acuerdo para reducir el horario de trabajo del personal a bordo.

Tras un día de huelga y luego de que el gremio de azafatas desoyera una intimación de la cartera laboral y reivindicara la protesta que mantuvo de rehenes a miles de pasajeros, a las 4 de este miércoles acordó con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, quien en persona convocó en la noche del martes al presidente de LAN y a la titular del sindicato a una reunión de urgencia.

La acción gremial se inició este martes a las 4.30, canceló unos 20 vuelos y afectó a 6000 pasajeros. Este miércoles, a partir de las 5.50 vuelven a operar los arribos y destinos, aunque muchos fueron reprogramados para el sábado, pese a que los pasajeros pretendían viajar por la Navidad.

En LAN Mendoza informaron que el primer vuelo de la jornada, el de las 6.55, había salido en horario. Las operaciones tendían a normalizarse a lo largo del día. Y aseguraron que los pasajeros que, por la medida de fuerza no puediero tomar un avión de la companía el martes, fueron ubicados ese mismo día en vuelos de Aerolíneas.

El arreglo fija 60 horas aseguradas para las azafatas y tripulantes de a bordo que realizan vuelos de cabotaje y 65 para los que hacen destinos internacionales.

"La empresa se comprometió a cumplir el convenio de trabajo que tenemos y el Ministerio a avalar ese compromiso. Además, llegamos a otros acuerdos que no estaban en conflicto", destacó Paula Marconi, segretaria General del gremio de azafatas.

El martes por la tarde, la sindicalista había dialogado telefónicamente con Tomada y le había adelantado que no darían marcha atrás hasta que la empresa escuchara sus reclamos. Ante esta situación, el ministro decidió convocar a un encuentro urgente, que se realizó en la sede de Alem al 600 a las 23 y se extendió hasta minutos antes de las 4 de hoy.

Los sindicalistas del personal de cabina de la empresa rechazan la actuación de la Asociación de Aeronavegantes en la compañía. Y pese a que tuvieron un aumento de más del 29%, activaron en la madrugada de una huelga para exigir que la aerolínea privada sólo negocie con ellos condiciones laborales.

Los trabajadores acusaban a la compañía de violar los tiempos máximos de servicio en vuelo establecidos por el convenio de trabajo y exigían que la aerolínea privada sólo negocie con ellos condiciones laborales y no con la actuación de la Asociación de Aeronavegantes.

Por la medida de fuerza, anoche, los controladores aéreos se habían adherido al paro de las azafatas por lo que trabajaron a reglamento. Como consecuencia, hubo importantes demoras en los vuelos internacionales de todas las aerolíneas que operan en Ezeiza.

Lan Argentina calificó de "incomprensible" la medida y recordó que la empresa había acordado con el gremio un aumento salarial promedio del 30% a fines de noviembre último, en un comunicado.

Comentarios