Luciana Salazar: “Ahora me escriben chicos más jovencitos, unos bombones”

La modelo estuvo como invitada en el programa de Susana Giménez y habló del “target” de hombres que le escriben. Fue con su hija Matilda que se llevó la atención de varios.

Luciana Salazar estuvo el domingo en el living de Susana Giménez junto con su hija Matilda, quien se mostró cómoda en el estudio de televisión, jugando con un carrito y una pelota que le prestaron en el programa. “Me va a salir futbolista”, señaló la modelo y según publicó Teleshow.

“A ella le encanta estar en el estudio, hace un rato vinimos y saludó a la tribuna”, señaló Salazar sobre su pequeña, que el 15 de diciembre cumple dos años. “Siempre soñé que me iba a casar e iba a tener seis hijos, como mi tía”, dijo Luciana, haciendo referencia a Evangelina, la mujer de Palito Ortega. Aunque -entre risas- aclaró: “Menos mal que no los tuve porque es una tarea ardua, y más que estoy sola”.

Mientras Luciana y Susana hablaban distendidas en el sillón, Matilda no paró de moverse por todo el estudio como pez en el agua. “Hoy está imparable, a esta hora ya duerme, para ella es como una trasnoche. Matilda se acuesta a las 20.30 y duerme hasta las 9 de la mañana, me deja dormir, no llora en toda la noche”, relató la conductora, mientras la pequeña pateaba la pelota: “En la plaza juega con los nenes al fútbol”.

“A Matilda ya la reconocen, yo la llevo a la plaza del barrio privado donde vivo, pero mi mamá la lleva a la plaza común y la reconocen, ella es súper dulce. Mi mamá es todo, me ayuda un montón”, dijo, y afirmó que le encantaría tener más hijos, “pero sola es complicado”. Salazar señaló: “Con pareja me encantaría. Tengo óvulos congelados y tengo cuatro embriones; me salieron todas nenas, no tengo ningún varón”.

Chicos de 30 años

Además en el living de Susana la modelo habló del target de quienes le escriben por redes. “Me escriben chicos de 30 años para abajo”

Aunque intentó negarse a hablar de su vida privada, Susana logró que Salazar revelara ciertos detalles desconocidos. “Estoy conociendo gente pero trato de mantener mi vida privada”, aunque aseguró que ya no mira tanto el físico de los hombres y se mostró sorprendida que ahora se acercan a ella personas de menor edad: “Me bajó mucho el target, me escriben chicos de 30 para abajo, yo miraba gente más grande que yo, pero ahora me escriben chicos jovencitos, unos bombones”.

Comentarios