Además deberán contar con carteles electrónicos que anuncien las paradas con luces y sonido. La totalidad de las unidades contará con aire acondicionado y calefacción.

La licitación del transporte urbano de pasajeros no sólo cambiará la forma en que los mendocinos se desplazan por el área metropolitana, sino que también significará una mejora considerable en las condiciones de confort y adaptabilidad. Entre las condiciones planteadas por la Secretaría de Servicios Públicos se establece la totalidad de las unidades cuenten con las condiciones necesarias de accesibilidad a personas con discapacidades. Sistemas de señalización sonora, espacios dobles para sillas de ruedas y pisos bajos son algunas de las características más destacadas.

Tal como indicaron desde el Gobierno, los distintos tamaños de las unidades dependerán del tipo de recorrido que estén cubriendo. Por tanto, las capacidades podrán variar entre tres formatos para 24, 28 y 40 pasajeros sentados, tal como lo dispone el fabricante. Y en materia de acceso, la extensión de obligación de piso bajo significará un avance fundamental para las personas con movilidad reducida o adultos mayores. Actualmente se puede ver algunas de esas unidades, aunque todavía, una gran parte del parque automotor pertenece al piso alto o estándar.

A emulación de los vagones del subterráneo porteño, los coches deberán incorporar sistema de información visual que indiquen en qué parada se encuentra ubicado el colectivo, y las que quedan pendientes en el recorrido. La señalización deberá ser accesible para personas con disminución visual e incorporar sonidos inteligibles. Para completar su esquema de accesibilidad, se complementará con un espacio doble para sillas de ruedas.

Para garantizar la eficiencia del sistema, el parque móvil no podrá tener una antigüedad mayor a los cinco años. Esta “edad” deberá ser tomada en promedio del total de las unidades disponibles en cada grupo, por lo que al principio se permitirá que sigan circulando algunos coches no adaptados. Siempre y cuando se respete un piso del 20% inicial que cumplan con todas las condiciones.

Todas estas disposiciones constan en el Anexo I de los pliegos que se encuentran disponibles en la SSP, para los empresarios transportistas que quieran brindar servicios en la provincia. Entre una larga lista de especificaciones técnicas de las unidades, se destaca que las características de adaptabilidad y accesibilidad de los nuevos colectivos deberán extenderse al parque completo del grupo y no sólo en algunos coches, como ocurre ahora. Si bien permite que la transformación sea progresiva, el contrato demandará que cada incorporación cumpla con estos requisitos.