Los docentes fueguinos pusieron fin a la toma de Casa de Gobierno

Los docentes de Tierra del Fuego aceptaron anoche la propuesta de aumento salarial realizada por el Poder Ejecutivo fueguino y desocuparon la Casa de Gobierno de la provincia, que permanecía tomada desde el jueves 23 de mayo.

El acuerdo se logró después de una intensa ronda de negociaciones que duraron toda la jornada y que concluyeron con la firma de un acta suscripta en la sede la Legislatura por la gobernadora Fabiana Ríos y la dirigencia del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF).

La propuesta salarial aceptada por las asambleas escolares implica la mejora de una serie de ítems en el sueldo de los trabajadores educativos, hasta alcanzar los 6.862,22 pesos para el cargo testigo (maestro recién ingresado por un turno) en octubre de este año.

El aumento representa un 42% de los haberes docentes en la provincia, contra el 50 % que pretendía la dirigencia sindical y un 33% que inicialmente había ofrecido el gobierno.

La alternativa ratificada por el SUTEF, que fue la tercera debatida en un plazo de 24 horas, establece el incremento del ítem Función Docente (al 90% a partir del 1 de abril y al 100% desde el 1 de agosto) del ítem Valor índice (en dos tramos, el 1 de septiembre y el 1 de octubre) y de los porcentajes de antigüedad, que irán desde el 40% para los ingresantes al sistema hasta el 95% para quienes hayan ejercido más de 16 años.

Por otra parte, el gobierno de la provincia se comprometió a pagar los retroactivos correspondientes el próximo 20 de junio, y a homologar el acuerdo durante una reunión paritaria que se realizará mañana en el Ministerio de Trabajo.

En cuanto a los descuentos por los días de paro, la administración Ríos no cedió y confirmó que realizará las deducciones pero de forma escalonada.

Una vez firmada el acta, funcionarios gubernamentales se dirigieron a la Casa de Gobierno en compañía de una escribana para constatar el estado de las instalaciones, seriamente afectadas por los daños que produjeron los manifestantes (docentes y camioneros) cuando entraron por la fuerza al edificio el pasado jueves, según fuentes oficiales.

A raíz de esos incidentes resultaron heridos 25 policías y la Justicia lleva adelante una causa por daños calificados y atentado contra la autoridad.

Además, el gremio docente enfrentará un proceso administrativo y podría ser multado por no acatar la conciliación obligatoria dictada en medio del conflicto por la autoridad laboral.

Con el final del conflicto, la actividad en las escuelas fueguinas será normal a partir de mañana, y también se retomarán parcialmente las actividades en el edificio gubernamental, confirmaron fuentes oficiales.

Comentarios