Los bonetes de la semana

Fue un domingo en el Estadio Malvinas Argentinas, con un River que lo ganó sobre el final ante Godoy Cruz que, por momentos, podría haber merecido más. El equipo de Gallardo se impuso 2 a 1. El Tomba había logrado el empate transitorio tras un remate de Correa que Batalla no pudo contener. Con esto, […]

Fue un domingo en el Estadio Malvinas Argentinas, con un River que lo ganó sobre el final ante Godoy Cruz que, por momentos, podría haber merecido más. El equipo de Gallardo se impuso 2 a 1. El Tomba había logrado el empate transitorio tras un remate de Correa que Batalla no pudo contener. Con esto, River sumó su tercer éxito seguido y está a ocho puntos de Boca. ALGO MÁS QUE FESTEJABLE para cualquier simpatizante millonario. Hasta ahí, un resumen normal de lo ocurrido. Lo “anormal” se registró a partir de los 22 minutos del primer tiempo, cuando Alario, con una gran definición, abrió la cuenta. “Fue el mismo Martín Lubowiecki, el que forma parte estable de la Contratapa de nuestro Diario Vox, el que vivió un momento bastante particular. Primero, festejó el gol de River. Y después se le complicó con los locales” cuenta Nachu, relator del circunstancial Bonete. Ese momento “particular” ocurrió en el minuto 35 del primer tiempo, cuando Javier Correa puso el empate para Godoy Cruz. “El entrenador de arqueros tombinos, José Luis Sallei, se paró de su silla y le gritó a más no poder el gol a Martín y la gente que lo acompañaba, condimentando la descarga futbolera con dedicatorias a la hermana y la madre, y todo lo que conlleva la euforia futbolera propiamente dicha” aportó Nachu. Todo esto ocurrió ante la mirada de todos los periodistas que realizaban la cobertura del partido, porque el hecho se produjo justo al pie del sector de prensa, en la platea techada. ROJO (Violencia no es festejar un gol del equipo con el que uno simpatiza… Violencia es mentir).

El paro y esas cosas que no cambian más. A los datos oficiales de media mañana, con algunas roturas de vidrios en unidades de transporte, más el movimiento escolar y las manifestaciones en sectores de la ciudad, se sumaban las apreciaciones desde todos los sectores involucrados. Con un gran operativo policial, organizaciones políticas y sociales realizaron una marcha por las calles del microcentro de la provincia, que terminó con un acto frente a la Legislatura, en la jornada de paro nacional, convocada por la CGT. En estas situaciones, SIEMPRE HAY ESCENARIOS ESPECIALES. Tipo 9 de la mañana, en la esquina de Perú y Las Heras, un sujeto “medio rubio y grandote, con pantalones cortos y un buzo verde con capucha” (según la descripción de testigos aportadores al aparato bonetero de Nachu) se acercaba a la ventanilla de los colectivos y les propiciaba “indicaciones, con el dedo levantado y todo”. Tan rara fue la situación, que hasta un chofer de una de las líneas que pasan por ahí, se quedó pálido ante la directiva del encapuchado de turno. NEGRO (Esos mecanismos desactualizados ahora, en los tiempos que se viven).

En el artículo “Cannabis y el debate que se mezcla hasta el gentilicio” (publicado el lunes pasado en la parte de atrás de nuestro Vox) informábamos que, en Estados Unidos, el condado californiano de Mendocino BUSCA DENOMINACIONES de origen para su cannabis. Se trata de uno de los condados integrantes del llamado Triángulo Esmeralda, la famosa zona de cultivo busca que microrregiones dentro de su territorio, con características climáticas y de suelo bien definidas, tengan una etiqueta que demuestre la procedencia y calidad de la marihuana. “En los buscadores de internet, ponés ‘cannabis’ y ‘mendocino’ y lo primero que te sale es información vinculada a un debate totalmente distinto a lo que se vive en nuestra provincia, con la aprobación de la ley que establece un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso terapéutico o paliativo de cannabis y sus derivados" comentó un especialista en redes sociales y promoción en la web, cercano a nuestra redacción. VERDE (Cara y seca, de un tema “verdoso”).