Lobos y su esposa fueron condenados a prisión por fraude al Estado

Fue por el caso de la “mucama ñoqui”. La pena es de cuatro años y medio para él y tres años y cuatro meses para ella. Cumplirán la condena cuando sea confirmada por la Suprema Corte.

El ex intendente de Guaymallén Luis Lobos y su esposa Claudia Sgró fueron condenados ayer por fraude al Estado y administración fraudulenta, en el caso de la “Mucama ñoqui”, y ambos deberán cumplir una pena de cuatro años y medio y tres años y cuatro meses de prisión efectiva respectivamente, una vez que la condena sea confirmada por la Suprema Corte de Justicia de Mendoza.

La sentencia fue leída ayer en sesión del Tribunal Penal Colegiado 2 de Mendoza, en un fallo de alto voltaje político. El fiscal en jefe de Delitos Económicos Sebastián Capizzi, dijo después del fallo que ambos deberán cumplir su condena en la penitenciaría una vez que el fallo sea confirmado por la Corte. En tanto que el abogado defensor Fernando Lúquez dijo que “pasará mucho tiempo” hasta que ambos sean encerrados, porque irán en recurso de Casación a la Suprema Corte de Justicia de Mendoza.

El fallo marca un camino respecto de casos de corrupción. Y significa una dura pena para Lobos y su esposa. El fiscal Capizzi entendió que “la mecánica de los ñoquis fue probada” y que los políticos “deberán cuidarse” de hacer este tipo de contrataciones fraudulentas para financiarse.

La lectura del fallo generó un momento de tensión, porque dijeron que habría “detención inmediata”. Pero ello no ocurrió, porque les queda el recurso de Casación.

En el fallo dictado por los jueces Ezequiel Crivelli, Marcelo Gutiérrez del Barrio y José del Pópolo, Luis Lobos y Claudia Sgró fueron hallados culpables de fraude a la administración pública luego de la investigación que condujo la fiscal Susana Muscianisi, en el caso de la “mucama ñoqui”, un “leading case” que sirve como muestra del financiamiento más sucio de la política, y del enriquecimiento personal de funcionarios a través de “ñoquis”. Lobos y su esposa fraguaron la incorporación de empleados municipales para quedarse con su dinero.

Comentarios