Ley de boliches: apoyo y críticas a los cambios

Cambio en el horario de cierre y multas a los padres.

Esas son las dos grandes modificaciones que se plantean en la ley de diversión nocturna, que mañana recibirá tratamiento en la Cámara de Diputados. 

El proyecto, que tendría consenso para ser aprobado, establece que los boliches podrán cerrar a las 6.30, una hora más que la permitida actualmente.

Además prevé la introducción de un artículo en el Código de Faltas, que servirá para poder multar a los padres de los menores que se encuentren en un local nocturno. Las multas irán de los 1.000 a 3.000, además la sanción podrá pagarse por su equivalente en tareas sociales.

Lo que se mantiene es el tope horario para el ingreso, que es a las 2.30, como así también el de venta de alcohol en las barras, a las 4.30. 

La medida ha generado distintas voces tanto a favor como en contra. “Tito” Bustos, dueño de boliches como Queen, La Reserva Pub, Cariló Cerro, Estación Miró y Treinta y Pico, se mostró optimista con el cambio de horario. “Es una buena manera de evitar accidentes de tránsito. Además los jóvenes a esa hora se pueden llegar a tomar una micro, cosa que antes al salir a las cinco y media no se podía hacer”, explica. 

También el comerciante ve con buenos ojos que se castigue a los padres en caso que sus hijos concurran a los boliches que tengan restricciones de edad y con el agravemente de estar consumiendo alcohol. “Esperemos que se pueda cumplir, ya que nosotros no podemos controlar la entrada de menores porque modifican sus documentos”, asevera. 

El que comparte esta modificación en la ley nocturna es Roque Pérez Vega, presidente de APRAPE (Asociación de padres para la prevención, control de alcoholemia y adicciones en boliches). “Los padres de una vez por todas tienen que asumir su responsabilidad y hacerse cargo de los actos que lleven a cabo sus hijos, como es el caso de estar ingiriendo alcohol cuando es algo que no se puede hacer”, comenta .

Por el contrario Gregorio Bernal, de Voodoo, se mostró en desacuerdo con la iniciativa, ya que traería perjuicios económicos a los dueños, debido a que de 4.30 hasta la salida, los clientes no podrán ingerir alcohol: “No se tienen en cuenta esas dos horas donde tendremos importantes incremento de gastos”, aseguró.

Comentarios