Le sacan el sueldo a Romano y el conflicto afecta las relaciones con Chile

Mientras sigue prófugo en Chile, el cuestionado juez federal Otilio Romano no podrá cobrar su sueldo.

Ayer, el Consejo de la Magistratura decidió sancionarlo con la quita de su salario por la inconducta en la que incurrió al salir del país sin aviso y sin presentarse para ser juzgado.
El magistrado está acusado por 103 delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar, y mientras era fiscal federal.
La votación en el Consejo fue unánime. El camarista mendocino no se presentó a las citaciones realizadas para que se inicie el jury, así como tampoco se presentó cuando se analizaba su suspensión. Justamente se fugó del país un día antes de que lo suspendieran.
El plenario del Consejo de la Magistratura fue convocado de manera extraordinaria par para tratar el tema. “Un juez que se fuga no tiene derecho a cobrar su sueldo cuando no comparece a la Justicia, porque si no le estaríamos financiando su contumacia”, había dicho Hernán Ordiales. Es la primera vez que se sanciona de esa manera a un juez antes de que se inicie formalmente el jury de enjuiciamiento.
En la resolución por la que se informa de la sanción se menciona que el juez mendocino tuvo “conductas incompatibles con el mantenimiento de prerrogativas de un juez federal que denotan el apartamiento de los deberes mínimos indispensables para hacerse acreedor a la contraprestación”, es decir cobrar el sueldo.
Pero el conflicto ya afecta las relaciones entre los dos países. Es que las tensiones se generaron porque desde Argentina ya piden la extradición de Romano, mientras que desde el país trasandino responden que cumplirán los tiempos legales para tratar el pedido de refugio que hizo Romano.
Justo esta semana en Buenos Aires hubo un agasajo en la embajada de Chile por las fiestas patrias. Y en el evento no hubo presencia de funcionarios argentinos de primera línea, cuestión que fue interpretada, según consignan el diario La Nación y algunos medios chilenos, como una represalia por el conflicto con el juez Romano.
El acto fue organizado por el embajador Adolfo Zaldívar.
Además, la presidenta Cristina Fernández podría reunirse con su par chileno Sebastián Piñera durante la visita que ambos realizarán a Nueva York para participar de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), según un vocero del gobierno trasandino a la prensa de ese país, y allí podrían hablar sobre la situación de Romano.

Comentarios