Las clases empiezan el 29 de febrero y corrieron las vacaciones de invierno

La Dirección General de Escuelas dispuso que el calendario escolar 2016 destine la semana del 4 al 8 de julio para celebrar en las aulas la Semana de la Independencia.

Como ya había adelantado Diario Vox, el calendario escolar mendocino se ajustará casi a rajatabla al cronograma nacional para 2016. La única excepción estará dada por las vacaciones de invierno, que el próximo año comenzarán recién a partir del lunes 11 de julio. La Dirección General de Escuelas pretende emplear el inicio de mes para recordar la semana previa a la declaración de la Independencia argentina.

Las clases, en tanto, comenzarán el 29 de febrero, la misma fecha en la que empezarán las clases en gran parte del país.

El bicentenario de la independencia será una fecha trascendental para los argentinos en todos los ámbitos. Por esto mismo, las escuelas mendocinas no podrán quedar al margen de los actos y festejos que se realizarán de manera coordinada en todo el territorio nacional y provincial. La finalidad es tomarse toda la semana previa para un recuerdo pormenorizado de los eventos históricos que se consolidaron luego en la declaración del 9 de julio.

Si bien el calendario definitivo se dará a conocer el próximo lunes (había sido prometido hace 8 días), el director de Escuelas Jaime Correas adelantó a Diario Vox la modificación de esta semana, para que las familias mendocinas puedan prever sus propios calendarios para las vacaciones de invierno.

De esta manera, el calendario escolar arrancará el lunes 29 de febrero en consonancia con la Nación y la gran mayoría de las provincias. El receso se producirá después de los actos del 8 de julio para retomar nuevamente el lunes 25 del mismo mes y concluir el 16 de diciembre.

Correas explicó que más allá de que se alcance o no el objetivo de los 180 días de clases, “es importante disminuir al mínimos los eventos externos que interrumpan la concurrencia de los niños”. “Durante estos últimos años nos hemos encontrado con que los chicos no podían ir a la escuela, porque no había un docente que les diera clases”, agregó en referencia a los paros y manifestaciones docentes.

Para evitar que los alumnos pierdan días por causas de licencias, permisos o suplencias, Correa adelantó que “a partir de ahora vamos a ser muy estrictos en controlar cómo se adjudican los permisos por enfermedad u otras licencias”. “Salud laboral no ha contado con los medios necesarios para un control más fino, lo que ha provocado que muchos le encuentren la falla al sistema y se abusen de este mecanismo”, puntualizó.

Comentarios