La municipalidad de Guaymallén informó además, que las Reformas y ampliaciones de viviendas familiares de hasta 120 metros cuadrados no tendrán recargos.

En pos de asegurar la calidad de construcción, ampliación y reformas de viviendas clandestinas, desde la Municipalidad de Guaymallén lanzaron un plan de blanqueo que permitirá regularizar la situación, y en muchos casos, sin recargo. Tendrá una duración de 180 días para iniciar los trámites y un año más para completarlos. La medida tendrá además un impacto directo para la redeterminación de la base tributaria.

En las últimas dos décadas, Guaymallén no sólo se ha consolidado con el departamento más poblado de la provincia, sino también como uno de los principales beneficiarios de la expansión inmobiliaria. Sin embargo, en muchos casos este crecimiento no ha sido ordenado ni ha cumplido con los requerimientos necesarios para garantizar la calidad de la obra ni se han permitido las inspecciones correspondientes. Un caso muy frecuente sobre todo en ampliaciones, reformas y agregados internos en loteos, destinados para el uso de vivienda familiar.

La situación -conocida pero no denunciada-, quedó en evidencia tras recientes hallazgos realizados a partir de imágenes satelitales. Una particularidad que se puede constatar al comparar los planos aprobados con las imágenes tomadas por Google Maps, Street View u otros sistemas de acceso público o encargados a empresas privadas.

Además de constituir un riesgo, estas construcciones clandestinas se traducen en una pérdida significativa de recursos para la comuna. Al no declararlas, no se actualiza la base catastral con la que luego se cobran las tasas municipales.

Sabedores de que en el contexto económico actual el costo de los aforos no son accesibles para la mayoría de los contribuyentes, desde el Concejo Deliberante ordenaron establecer un “Programa de Blanqueo para Actualización de Superficies Construidas y Regularización de Construcciones Clandestinas” (Ord. Nº 8842), que eliminará todo tipo de recargos a viviendas de uso familiar de hasta 120 metros cuadrados cubiertos. Y una lista progresiva para el resto de los tipos de inmuebles.

En términos generales, el programa permitirá que los propietarios se presenten en el municipio acompañados de los planos de las nuevas obras, incluidos las instalaciones de eléctricas, contraincendios, entre otras. Esto le permitirá iniciar un trámite en el que se le indicarán los pasos para regularizar su situación. Su entrada en vigencia será a partir de la segunda semana de marzo, cuando se publique el reglamento, y los plazos serán de 180 para comenzar a hacer el trámite y de un año más para completarlo. Finalizado este tiempo.