La sangre hallada pertenecía a Julieta González

Las pericias determinaron que la sangre encontrada en el auto de Andrés Di Césare, pertenecen a Juileta González, joven de 21 años hallada muerte en un descampado de Cacheuta.

De esta manera quedó más complicado el imputado, que es el único acusado por este femicidio. Además los investigadores encontraron en el Ford Fiesta restos de piel de González. Las pesquisas señalaron que había manchas de sangre en el tapizado, en la alfombra, en el apoya cabezas y en el techo. Di Césare está imputado por homicidio agravado por femicidio y está en la cárcel.

Comentarios