La provincia se convirtió en adjudicataria de 11 proyectos que en dos años producirán más electricidad que el dique Potrerillos. Desde el 2002 que no se ampliaba la generación. Un cluster energético como meta.

En poco más de 2 años como máximo, Mendoza con proyectos de energías renovables, producirá más energía que con el embalse Potrerillos que tardó décadas en concretarse. Es que en 2016 la provincia se convirtió en adjudicataria 11 proyectos: cuatro de Pequeños Aprovechamientos Hidroeléctricos (PAH), seis solares fotovoltaicos y un eólico, lo que permitirá una ampliación de la capacidad instalada, algo que no sucedía desde 2002.

“La norma 27.191 que modifica la Ley 26.190 (Ley de Energías Renovables Nacional), pone la meta del 20% de abastecimiento de toda la demanda de Energía Eléctrica con fuentes renovables. Mendoza desarrolló un plan de energías renovables que apunta a lograr que por lo menos ese 20% de energías renovables para abastecer la demanda mendocina sea generada a nivel doméstico”, cuenta Pablo Maggistochi de Emesa.

“Este plan, además de diversificar la matriz de generación de energía eléctrica, busca potenciar la industria mendocina, entendiendo que uno de los mejores beneficios del sector de las renovables es la creación de empleos verdes. Por esto buscamos la mayor cantidad de contenido local, en algunos proyectos hemos puesto el objetivo del 85% de componente nacional. Haber ganado estos proyectos pone en marcha este plan que busca hacer nuestra economía más verde y diversificada al crear una nueva actividad”, agrega el funcionario.

Uno por uno, los proyectos

Mendoza ganó 11 proyectos en lo que se conoció como el RenovAR 1 y Renovar 1.5, este último fue un llamado a licitación para los proyectos que quedaron fuera de la primera licitación (RenovAR) a la que llamó el Gobierno Nacional para ampliar la generación eléctrica en la Argentina, en este caso apelando a las fuentes renovables.

En la primera instancia, la provincia presentó 12 proyectos que quedaron fuera por la variable precio frente a ofertas “llave en mano” de empresas extranjeras (China fue el gran ganador) con equipos e insumos importados. Sin embargo, en esa oportunidad Mendoza sí se quedó con los cuatro PAH. Los proyectos están ubicados sobre las trazas de diferentes canales de riego mendocino. A saber: Salto N°6 y Salto N°8 sobre el Canal Cacique Guaymallén que tienen una potencia generadora de 1,02 MW y 1,2 MW respectivamente. En tanto, el triple salto ubicado en el canal matriz San Martín tendrá una potencia de 0,65 MW y el proyecto Tiburcio Benegas favorecerá con una potencia de 1,7 MW. Todos estos proyectos fueron adjudicados a la empresa Ceosa y tendrán una pata estatal con Emesa.

Luego de esto, en una segunda instancia, Mendoza volvió a la carga en el Renovar 1,5 y ganó 7 proyectos.

Los proyectos solares a los cuales la provincia accedió por medio del plan Renovar 1.5 son: Pasip (1,89MW), Anchoris (20MW), Luján de Cuyo 1(25 MW), La Paz (16MW), General Alvear (20MW) y Lavalle (20MW). En tanto, El Sosneado en San Rafael es el único proyecto eólico. Entre los 7 proyectos se totaliza una potencia de 157 MW, una generación de 402,5 GWh/año, la inversión superará los U$S185,1 millones y abastecerá a 223.611 hogares de la provincia.

Emesa, que es una de las herramienta para ejecutar la política energética provincial, fue quien desarrolló los proyectos y luego fue a buscar a inversores privados para que participen.

“Como estos proyectos, sobre todo los solares, tienen la particularidad de un alto contenido local, buscamos desarrolladores que además de conseguir la financiación y aportar capital propio, instalen una fabrica en Mendoza para proveer a estos proyectos y que haya una transferencia tecnológica a la provincia”, cuenta Maggistochi.

“Estamos acompañando a los inversores para lograr los cierres financieros lo antes posible y que comiencen las obras. Es importante destacar que la provincia no pone plata en estos proyectos, se harán con inversión directa”, detalló el titular de Emesa.

En concreto: el parque solar Luján de Cuyo 1 busca generar 1,22MW de potencia mediante la colocación de 92.160 paneles. Este proyecto demandará una inversión de U$S35 millones y alrededor de 384 puestos de trabajo directos y 173 puestos indirectos. Asimismo, en la etapa de operación y mantenimiento se calcula la contratación de 45 personas.

Lavalle requerirá un desembolso de U$S26 millones, en un terreno de aproximadamente 233 hectáreas, con una potencia de 20MW y la colocación de 76.544 paneles.

El Parque solar de La Paz, por su parte, con la instalación de 49.920 paneles fotovoltaicos, tendrá una potencia de 16MW y generará 27.536 MWh al año. La inversión ronda los U$S 21 millones.

General Alvear se ha proyectado un parque con una capacidad instalada de 20 MW. Mediante la instalación de 76.544 paneles fotovoltaicos, se espera que la planta tenga una inversión de U$S27 millones y demande para su edificación 308 puestos de trabajo directos y 138 puestos indirectos.

El Parque de Servicios e Industrias de Palmira (PASIP) tendrá un parque solar que costará U$S 2,5 millones. Se instalarán 7.392 paneles fotovoltaicos para generar 1,89MW de potencia instalada, que se conectarán a la Estación Transformadora Miguez de 13,2 kV.

Anchoris en Luján de Cuyo tendrá una capacidad de 20 MW, con posibilidad de alcanzar los 90MW en una etapa posterior. La generación anual alcanza los 44760 MWh y la inversión U$S 28 millones.

Ubicado en el departamento de San Rafael, el proyecto eólico El Sosneado consiste en un parque de generación de energía eléctrica a partir del aprovechamiento del viento. Con una potencia instalada de 50 MW, contempla una capacidad de ampliación a 100 MW totales, en una segunda etapa. El parque tendrá una inversión de U$S86.431.362 y abastecerá a 100.304 familias. Este proyecto fue adjudicado a las empresa IMPSA y Ceosa, quedando también con un porcentaje Emesa.

Los proyectos tienen 900 días para la ejecución desde la firma de los contratos, por lo tanto, según consideraron desde el Gobierno de Mendoza, se espera que a principio de 2018 se pongan en funcionamiento los PAH y de ahí se irán sucediendo las inauguraciones de los restantes proyectos.

“El cambio climático es un fenómeno de escala mundial que todo el mundo debe enfrentar, Argentina realizó compromisos en la COP21 de reducción de emisiones y descarbonizar la matriz energética se ha convertido en una obligación”, señala el funcionario local.

“Además son tecnologías que están al alcance de Mendoza y tenemos la oportunidad de crear una cluster de energías renovables. Latino América no ha desarrollado su mercado de renovables aún y podríamos llegar a vender proyectos a la región fabricados en Mendoza. También hay que destacar que las renovables a gran escala son muy competitivas en precio”, informa.

La pata financiera

Para que todo siga marchando sobre ruedas es fundamental conseguir la pata financiera. El dinero que se necesita invertir para construir cada uno de estos parques y la arquitectura financiera es clave, ya que cada uno de los proyectos se comprometió a venderle la energía al sistema a un precios ya ofertado.

En lo que respecta a fotovoltaica, que es lo más avanzado, las empresas adjudicatarias de los proyectos asignados a Mendoza fueron las canadienses S2E TECH y Potencia Corp con seis parques solares: PASIP (1,89MW), Anchoris (20MW), Luján de Cuyo 1(25 MW), La Paz (16MW), General Alvear (20MW) y Lavalle (20MW).

En cuanto al resto de los proyectos, tanto eólico (Ceosa e Impsa) como los PAH (Ceosa), desde Emesa se sigue trabajando con las empresas interesadas para sumar voluntades y atraer inversiones.

Según informaron desde el Ministerio de Economía de la provincia, las compañías se comprometieron a radicar una fábrica de paneles fotovoltaicos con una capacidad de 100MW anual, pensada para abastecer el mercado argentino y latinoamericano. Además, aspiran a exportar paneles solares desde Mendoza a otros países de la región, entre ellos Bolivia, Paraguay, Uruguay y Brasil.

“Hay que lograr que estos proyectos alcancen los cierres financieros para que comiencen las obras. Hay que potenciar el cluster de las renovables. Poner en operación comercial la central térmica a gas de Anchoris, la misma se abastecerá con gasoducto virtual, esto será muy importante para la provincia. Desde Potrerillos (2002) no se amplía la oferta eléctrica generada en la provincia. Es imperativo avanzar con el inventario hidroeléctrico provincial”, finaliza Maggistochi.

Cabe destacar que la Nación se comprometió a subvencionar con una tasa de interés anual de entre 3% y 4%, sobre un máximo de U$S160 millones, a los proyectos que utilicen componente nacional en el desarrollo de sus propuestas. El período de cancelación del préstamo será de 7 años y un plazo de gracia de 18 a 24 meses.

Especialización empresaria

  • PASIP (1,89MW), Anchoris (20MW), Luján de Cuyo 1(25 MW), La Paz (16MW), General Alvear (20MW) y Lavalle (20MW) fueron adjudicadas a las empresas S2E TECH, Potencia Corp y Emesa.
  • El Sosneado (50 MW) fue adjudicada a IMPSA, Ceosa y Emesa.
  • Salto N°6 (1,02 MW) y Salto N°8 ( 1,2 MW) del Canal Cacique Guaymallén, Canal Matriz San Martín (0,65 MW) y Tiburcio Benegas (1,7 MW) fueron adjudicadas a Ceosa y Emesa.