La rebelión popular en Chile voltea la agenda internacional de Piñera

El presidente Sebastián Piñera e se vio obligado a anunciar la cancelación de dos cumbres multilaterales previstas para noviembre y diciembre próximos en el país.

Las protestas sociales en el vecino país no cesan. En ese sentido, es que su presidente, Sebastián Piñera, anunció la cancelación la realización del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) que iba a realizarse en ese país entre el 16 y 17 de noviembre y también de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2019 (COP 25) que tenía fecha prevista entre el 2 y el 13 de diciembre.

De acuerdo a lo informado por el propio mandatario en un mensaje grabado, se tomó la decisión dentro del contexto de protestas y descontento social que vive Chile tras las demandas de buena parte del pueblo en torno a mejoras en la salud pública, la caja de jubilaciones y la instauración de la universidad pública entre otros aspectos.

“Sentimos y lamentamos profundamente los problemas y los inconvenientes que esta decisión va a significar tanto para la APEC como la COP. Pero como presidente de todos los chilenos debo siempre poner los problemas, los intereses de los chilenos, sus necesidades, sus anhelos y sus esperanzas primeros en la fila”, dijo Piñera.

Tras la declinación organizativa de Chile, surge la alternativa de que Perú sea el anfitrión para el evento internacional.

En ese sentido, el economista peruano Jorge González Izquierdo señaló que “aunque se retrasaría la fecha del evento, es perfectamente posible porque ya tenemos la infraestructura y antecedentes de realizar la cumbre en el 2016”.

En el Foro estaba previsto que los presidentes de Estados Unidos y China, Donal Trump y Xi Jinping, firmaran el acuerdo parcial sobre la guerra comercial en la cumbre APEC.

Mientras, el presidente de la Cámara Nacional de Turismo del Perú (Canatur), Carlos Canales, señaló que otra opción es que Chile siga con la organización, pero instale el evento en Lima. “Si Chile quisiera mantener su organización solo sería como un cambio de sede. Una alternativa en la cual nosotros le prestamos ciudad para que se lleve a cabo el evento de gran magnitud”, indicó.

Asimismo, resaltó que el país está “preparado para atender eventos esta naturaleza y creemos que además hoy día hay oferta hotelera 20% mayor en Lima de hoteles de calidad que pueden hacer que el evento se lleve con incluso mejores condiciones que el 2016”.

Comentarios