La presidenta visitó la bóveda de Néstor Kirchner

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, acompañada por su hijo Máximo y la novia de éste, Rocío García, visitó el lugar donde se construirá el mausoleo que recordará al ex presidente, cuya obra concluirá en octubre, antes de que se cumpla un año de la muerte de Néstor Kirchner.

Cristina dejó flores en la bóveda de su esposo, en una ceremonia íntima a tres meses de su muerte. Entre quienes pudieron ingresar al cementerio y acompañarla en la caminata se contó a familiares, amigos y un reducido grupo de militantes, sin presencia de periodistas ni de cámaras de foto y video. En las afueras del cementerio esperaban militantes que mostraban su emoción. Sin hacer declaraciones a la prensa que esperaba fuera del cementerio, la Presidenta se retiró del lugar, saludada a la distancia por los militantes que se acercaron al cementerio Municipal con pancartas y escritos que recuerdan al ex presidente.


Comentarios