“La Presidenta no necesita exégetas ni interpretadores”

La falta de un anuncio oficial sobre la candidatura de la presidenta Cristina Fernández, llevó ayer a un enfrentamiento entre dos funcionarios kirchneristas.
Todo comenzó cuando el diputado Carlos Kunkel aseguró que Cristina buscaría la reelección, y que lo anunciaría el 23 de junio.
“Es previsible que Cristina lance su reelección. El anuncio se va a hacer público, creo que el 23 de junio está anunciado el acto de lanzamiento”, había adelantado Kunkel. El legislador también se refirió al posible compañero de fórmula de la jefa de Estado para octubre, y señaló que “será un peronista seguramente”.
Luego de esta afirmación aprovechó para atacar al actual vicepresidente, el radical Julio Cobos: “Del último vicepresidente, ella era la menos convencida, pero no dijo nada para ver si podíamos integrar a un sector del radicalismo como, Perón intentó llevarlo a Amadeo Sabatini. Pero parece que el hombre se volvió y ahora no sé a qué se va a dedicar”.
El subsecretario de Comunicación y vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, respondió desde Roma que “Cristina Fernández de Kirchner no necesita jefe de campaña, ni exégetas, ni interpretadores” y agregó que “cuando la Presidenta decida lo que tenga que decidir, lo va a hacer ella”.
El cruce entre ambos funcionarios fue extraño, porque desde hace algunos meses todos los kirchneristas consultados aseguraron que la mandataria iría por un nuevo mandato. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, también criticó la actitud de Kunkel, aunque el mismo dijo hace tres días que Cristina será candidata, aunque no dio fechas para el anuncio.
“Kunkel no está autorizado y la Presidenta no se ha expedido en ese sentido”, dijo, y agregó que “lo siento por Carlos pero está diciendo algo de su pura cosecha y no tiene que ver con lo que la presidenta piensa”. Fernández continuó señalando que el diputado “no fue designado jefe de campaña”, por lo cual, “lo que dice corre por su cuenta y riesgo.
Mientras tanto, Cristina, que inició ayer su gira por Italia, no hizo declaraciones al respecto. La presidenta comenzará las actividades oficiales en ese país hoy, con una audiencia que mantendrá con el presidente Giorgio Napolitano en el Palacio del Quirinale.
Luego llegará un almuerzo ofrecido por el polémico primer ministro Silvio Berlusconi, en el Palacio Chigi. La actividad está prevista para las 13.30 de este país, según establece la agenda oficial.

Comentarios