Para la elaboración de esta pizza récord fue necesario el montaje de una cocina a cielo abierto a partir de la instalación de un camión con equipamiento autotransportable.

La tercera edición de “La pizza más larga de Buenos Aires” batió su propio récord al alcanzar 500 metros y 20.000 porciones, que se elaboraron sobre Avenida de Mayo a total beneficio de la Asociación Síndrome de Down (Asdra) con el aporte de cien de sus integrantes, para “visibilizar” sus potencialidades y llamar la atención sobre la necesidad de lograr mayor inclusión laboral.