La Lepra sufrió, pero le ganó a Morón y volvió al triunfo después de 5 fechas

Independiente Rivadavia venció como local al Gallito 2 a 1, con goles de Julián Marcioni, en el primer tiempo, y Gonzalo Klusener, en el segundo.

Independiente Rivadavia le ganó ayer como local a Deportivo Morón por 2 a 1 y volvió a la victoria luego de cinco jornadas, en encuentro de la duodécima fecha de la Zona A del torneo de la Primera Nacional de fútbol.

Julián Marcioni, en el primer tiempo, y Gonzalo Klusener, en el segundo, anotaron para la Lepra; mientras que el suizo Kevin Gissi había igualado transitoriamente para el Gallito, en la parte final.

El Azul se alzó con un sufrido, pero merecido triunfo, que comenzó a forjarse a los 24 del primer tiempo cuando Julian Marcioni, debajo del arco y tras un centro bajo y cruzado, marcó la apertura del marcador.

Morón apretó en la parte final y a los 23 minutos, Kevin Gissi, tras un pelotazo largo y una extensa corrida, marcó ante la salida de Cristian Aracena.

Independiente no se resignó y consiguió ganarlo a los 32 minutos del complemento, luego de un centro desde la izquierda y dos cabezazos en el área, el segundo por intermedio de Gonzalo Klusener, para establecer el 2 a 1 definitivo y el festejo de los locales, que sufrieron de lo lindo en el Bautista Gargantini.

Con este triunfo, los mendocinos llegaron a las 14 unidades; en tanto que Morón, que tras un buen comienzo de torneo está en racha adversa, se quedó con 16 puntos.

Comentarios