La Cámara Federal de Casación, el máximo tribunal penal del país, deberá decidir si confirma o revoca los procesamientos con prisión preventiva dictados por el juez federal Claudio Bonadio.

La Cámara Federal de Casación, el máximo tribunal penal del país, deberá decidir si confirma o revoca los procesamientos con prisión preventiva dictados por el juez federal Claudio Bonadio contra la ex presidenta Cristina Kirchner y el ex canciller Héctor Timerman por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA.

Es que las defensas de Fernández de Kirchner y de Timerman apelaron ayer ante ese tribunal lo resuelto por Bonadio, quien fue ratificado al frente de la causa a fin del año pasado por la Cámara Federal porteña.

Ahora, los jueces de Casación deberán resolver si habilitan la feria judicial de enero para dar tratamiento a las apelaciones. Por otra parte, también, la defensa del detenido ex secretario de Legal y Técnica de la Presidencia Carlos Zannini pidió hoy su excarcelación ante la Cámara Federal porteña, en la causa por la que está detenido por supuesto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA. En una audiencia con los camaristas, el defensor de Zannini, Mariano Fragueiro Díaz, argumentó que el ex funcionario no puede ya entorpecer la investigación porque el juez la dio por cerrada y comenzó el trámite del envío a juicio.