De esta manera, en sus dos años de gestión el gobierno lleva acumulada una inflación superior al 60% y finaliza 2017 con 8 puntos porcentuales por encima de la meta anual del 17%.

El aumento de los precios minoristas registró en diciembre último el aumento más alto del año, con el 3,1%, que empujó el costo de vida anual en el 2017 al 24,8%, informó ayer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec).

El gobierno concluye así sus dos años de gestión con una inflación superior al 60% y 8 puntos porcentuales por encima de las meta anual del 17% fijada para el año pasado y mediante la cual se acordaron los porcentajes paritarios para la mayoría de los gremios del país.

Por el impacto de los aumentos de las tarifas de los servicios públicos los gastos del rubro de “Vivienda, agua, electricidad y gas” aumentaron 55% en todo el año pasado.

Le siguieron los gastos en transportes y comunicaciones con un aumento interanual del 34,1% y los de Educación, con 31,5%.

El rubro de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas creció en todo el año pasado un un 20,4% y los de la vestimenta y calzado un 16,6%, mientras que los destinados a la salud aumentaron un 27,8%, en forma interanual.

De esta manera, según lo informado por el Indec el acumulado de inflación anual en 2017 fue de 24,8 por ciento, casi ocho puntos por arriba de la meta del 17 por ciento que se había propuesto como meta el Gobierno.

Ya los ministros relacionados con la cartera económica de la administración de Mauricio Macri habían admitido a fines de diciembre que ese objetivo estaría lejos de ser cumplido y anunciaron un recálculo al alza de las metas: para 2018 esperan alcanzar un techo del 15 por ciento y ya no del 12 por ciento, pero la nueva meta arranca complicada, con un alto piso inflacionario y el esperado impacto de las subas en los transportes, que se darán entre enero y febrero, sin contar los aumentos que también recaerán en electricidad, gas y combustibles.

Así las cosas, en diciembre los bienes tuvieron una variación de 1,2 por ciento en sus precios, mientras que los servicios fueron los de mayor suba: 6,5 por ciento respecto al mes anterior. El IPC Núcleo, que mide los bienes y servicios que no están sujetos a regulación, registró un alza del 1,7 por ciento y acumuló un 21,13 por ciento en el 2017.

La región del Gran Buenos Aires, en la que se incluye la Capital Federal, fue la que tuvo el mayor índice inflacionario en el último mes del año pasado, con un 3,4 por ciento y un acumulado anual del 25 por ciento. En tanto, para la región Pampeana la suba de precios fue del 3,1 por ciento; para Cuyo del 3,3;  para la Patagonia del 2,5; para el Noroeste del 2,3, y para el Noreste del 2,2 por ciento.