La economía de Cambiemos mostró su peor derrumbe tras las PASO

El día después de las Primarias, el dólar se disparó más de $10 y las compañías argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York vivieron una jornada negra.

Tras la fuerte derrota del Gobierno en las PASO, el dólar se disparó 23% respecto del viernes último, a $51,20 para la compra y $57,30 para la venta, según el promedio elaborado por el Banco Central.

La divisa norteamericana había cerrado el viernes último a $ 46,47 en el mercado minorista.

El Banco Central salió a vender unos US$ 100 millones para evitar que la divisa quedara por encima de los $ 60, como ocurrió en casi toda la jornada financiera.

La jornada financiera estuvo signada por la incertidumbre y el nerviosismo local tras el triunfo de la fórmula Alberto Fernández- Cristina Kirchner y la pasividad del oficialismo para sostener su endeble economía.

A su vez, las compañías argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York vivieron una jornada negra con derrumbes del 55% en el valor de sus papeles.

La firma más golpeada por esta situación era Transportadora Gas del Sur, cuyas acciones de desplomaban 54,3%; seguida por Pampa Energía, con un derrumbe del 43,3%.

A su vez, el costo de asegurar la exposición a la deuda soberana de la Argentina a cinco años aumentó en 938 puntos básicos (casi 10%) porque a los inversores les preocupa el posible regreso a una economía intervencionista tras la derrota de Macri.

Los swaps de incumplimiento de crédito (CDS) de la deuda argentina a cinco años aumentaron a 1.955 puntos básicos, casi el doble que los 1.017 puntos del viernes, según IHS Markit. Finalmente, las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires se derrumbaban 11,43 por ciento promedio, con el indicador S&P Merval en los 35.105,44 puntos.

El viernes el Merval se había disparado 7,94%, a 44.355,09 puntos, cuando el Gobierno de Macri hizo circular una encuesta entre los inversores que lo daba como ganador por 1 punto para las elecciones primarias.

Con el resultado puesto, que da una ventaja de 15 puntos para el opositor Frente de Todos, los papeles de las empresas argentinas sufren una sangría.

Comentarios