La campaña del Gobierno es “no volver al pasado”

El ministro de Interior, Rogelio Frigerio, asumió los problemas económicos del país, pero ratificó el rumbo del Gobierno e insistió en que los argentinos deben continuar apoyando a Macri.

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio, reconoció ayer que la situación económica actual “no es fácil” y dijo que el país “está atravesando claramente un difícil momento desde hace casi un año”, pero consideró que “la Argentina no puede volver al pasado”.

“En abril se va a cumplir un año de la crisis y de la recesión, que tuvo varios componentes”, señaló en declaraciones radiales, pero aseguró que desde el Gobierno “estamos trabajando para resolver los problemas que más le quitan el sueño a nuestros compatriotas, comenzando por la inflación”.

Para Frigerio, “no se pueden aplicar las mismas recetas de hace 60 años, claramente hay que pensar otra estructura para darle más valor a la producción, por eso el Presidente habla de convertirnos de graneros del mundo en supermercados del mundo y eso agrega valor al sistema agroindustrial”, según publicó la agencia NA.

Admitió que “hay muchos argentinos que están pasando por un momento muy difícil y angustiante” y al respecto dijo que desde el Gobierno “tenemos la responsabilidad de arremangarnos para aliviar esa dificultad, sobre todo para combatir a la inflación, un tema que tiene 70 años”.

“No estamos haciendo más de lo mismo, estamos haciendo algo totalmente disruptivo con el pasado. Todavía eso no se refleja en el bolsillo de la gente porque atravesamos hace menos de un año una tremenda crisis para la Argentina: la peor sequía de los últimos 50 años para un país dependiente del agro, y si se corta el crédito para un país que es frágil la situación es aún más compleja. No hay magia, no es fácil, ojalá hubiese atajos”, afirmó.

Comentarios