Jugador de la Lepra acusado de abuso: “Confío plenamente en la Justicia”

Ignacio Irañeta está imputado por presunto abuso sexual contra su sobrina de tres años. Estuvo prófugo, está libre bajo una fianza de medio millón de pesos y habló de la denuncia.

Ignacio Irañeta decidió hablar y, aunque con limitaciones legales, dio su parecer sobre la causa por abuso sexual contra su sobrina de tres años que pesa sobre él a partir de una denuncia de su ex cuñada.

El futbolista de Independiente Rivadavia dio su testimonio en el programa “Dos de Punta”, de Radio Andina, y allí contó que se siente “un poco mejor, pero no del todo, aunque poniéndole el pecho a la situación”.

Luego detalló parte del proceso que lo tuvo durante casi un mes como prófugo de la justicia: “No me presenté porque me estaban acusando de algo que no había hecho y me querían detener. Actuó la justicia, los abogados, y tuve que hacer cosas legales que no puedo explicar porque no entiendo mucho”, manifestó.

Respecto a la acusación, el volante de 31 años defiende su inocencia a toda costa: “Cuando declaré negué absolutamente todo por lo que se me acusa. Yo solo quería presentarme en mi trabajo, a entrenar, y que era lo que más quería desde el primer día”.

El futbolista de la Lepra además confirmó que en ningún momento abandonó la provincia y hasta aclaró que “dejé todos los papeles firmados y la decisión de defenderme con una representación legal”.

Sobre las sensaciones vividas en todo este tiempo que ha durado el proceso previo a volver a entrenar en el club, Irañeta confió que “la he pasado mal y la sigo pasando mal, yo no hice esto aunque entiendo las otras posturas que están en contra mío, le he respondido a personas que me han denigrado, me he manejado con franqueza y la justicia lo va a dictaminar, y cuando llegue ese momento se va a saber la verdad”.

Y agregó: “Mientras, me voy a manejar en silencio porque es un tema delicado, pero lamentablemente no me queda otra que ponerle el pecho y aguantar que me insulten, me repudien y me degraden. En su momento podré decir todo como es”.

Al acusado lo defienden los letrados Juan Carlos Ruiz y Emiliano Ruiz. En ellos y en la justicia confía el deportista mendocino: “Confío plenamente en la Justicia. Por eso estoy en libertad, sino estaría en el penal”.

Comentarios