Desde el gremio aseguraron que la oferta era igual a la anterior; Reclaman el pago de un acuerdo firmado el año pasado.

El gremio judicial rechazó esta mañana una nueva oferta del Gobierno, esta vez por un aumento del 32,1% a la asignación de clase sin tope.

Desde el gremio aseguraron que el rechazo se debió a que la oferta es igual a la presentada anteriormente, sólo que le sacaron el tope que existía. Ahora, los judiciales continuarán con el plan de lucha, que ya lleva varios meses.

Otra de las causas que llevó a los Judiciales a declinar la oferta fue que no se otorgó el aumento de 8,4 extra como compensación salarial, que piden debido a un convenio firmado el año pasado que todavía no se cumple.

Debido a este rechazo comenzó a las 13 el paro que habían planeado, que continuará hasta el lunes a las 7 de la mañana, y que incluirá una movilización a la legislatura mañana, durante el discurso del 1 de mayo que dará el gobernador Francisco Pérez.

La presentación del mandatario podría también estar acompañada de manifestaciones de Administración Central y del sector de la Salud, que durante esta tarde discutirán posibles acuerdos.