Cinco mendocinos con Síndrome de Down se desempeñarán en hoteles por un programa de entrenamiento para el trabajo con el fin de que adquieran experiencia laboral.

Cinco jóvenes mendocinos con Síndrome de Down se desempeñarán en hoteles de la provincia comprendidos en un programa de entrenamiento para el trabajo con el fin de que adquieran experiencia laboral, tras un acuerdo firmado por el Ministerio de Trabajo de la Nación, la Cámara de Hotelería de Mendoza y la Fundación Creyendo en Mí.

El programa les brinda un incentivo económico de 3.400 pesos, aportados por la Nación para capacitarse en los hoteles que adhirieron al convenio y que en esta primera etapa son el Sheraton Mendoza, el Huentala Hotel, Hotel Mendoza, Hotel Diplomatic y el Hotel Internacional.

“El entrenamiento permite que los chicos reciban la capacitación y experiencia y los conocimientos necesarios para desarrollarse en un puesto de trabajo”, comentó a Télam, Emilce Vega Espinoza, gerente de Empleo y Capacitación Laboral en Mendoza del Ministerio de trabajo de la Nación.

Este convenio es “un paso fundamental porque permite que la palabra inclusión deje de ser un mero enunciado y se convierta en una realidad tangible”, amplió la funcionaria nacional y comentó que los chicos, que comenzarán el entrenamiento el primero de diciembre, se desempeñarán como ayudantes de limpieza, mozos y en la recepción de los hoteles, con ayuda de tutores.

En tanto, sobre la posibilidad de ingreso de estos chicos al trabajo formal luego del entrenamiento, Vega, indicó que el ministerio de Trabajo “tiene una herramienta que es el programa de inserción laboral, que tiene como ventaja que el estado aporta parte del sueldo durante un año”.

Por su parte, Verónica Sottano, presidenta de la Cámara de Hotelería de Mendoza, que nuclea a 25 hoteles, comentó que “es clave el rol del Ministerio de Trabajo porque nos da el marco legal y la forma” para llevar adelante esta iniciativa y agregó que el objetivo a futuro es que “todos los hoteles de la Cámara incluyan a un chico con síndrome de Down”.

Además la empresaria destacó que “es la primera experiencia en Argentina de este tipo” lo que fue corroborado por la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (Asdra), cuando le pidieron información y ayuda para armar el proyecto que busca aportar “para tener una sociedad más sustentable e inclusiva”, detalló.

Juan Chirca, papá de una nena de seis años con síndrome de Down e integrante de la Asociación Down Mendoza (ADOM), resaltó la importancia de que las cámaras empresarias los ayuden a incluir “para que los chicos puedan ser actores en la sociedad y tener responsabilidades, obligaciones y derechos”.