Indomable: a pesar de la suba de tasas, el dólar sigue en ascenso

En la city porteña, el billete verde minorista cerró a $42,51. En Mendoza, llegó a $42. Las tasas superaron el 62%, pero no consiguieron aplacar la divisa.

La cotización del dólar avanzó ayer 0,52% al negociarse a un promedio de $42,516 en la city porteña, en una jornada en la que el Banco Central convalidó una nueva suba de 2,25 puntos porcentual en la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq), en 62,119%, que por segundo día consecutivo, no alcanzaron para frenar la tensión cambiaria. En Mendoza, llegó a $42.

En el mercado mayorista, la divisa estadounidense también operó en alza, en este caso con un incremento de 0,48%, al cerrar la jornada en $41,50. El volumen de negocios en el segmento de contado fue de US$ 649 millones y en el mercado de futuros del MAE el monto fue de apenas 1 millón de dólares.

En 62,119% la tasa de interés de las Leliq vuelve a ubicarse en los valores de noviembre último y suman 18,61 puntos porcentuales respecto al piso de 43,937% alcanzado el 14 de febrero pasado.

Durante la jornada de ayer, el monto total adjudicado fue de $200.000 millones, una cifra que permitió cubrir de manera completa los vencimientos previstos para la fecha. En base a esto, el stock de Leliq se mantuvo en $1.015.619 millones.

El analista Christian Buteler - a través de su cuenta en la red social Twitter- calificó como “un mal dato” que la tasa y el dólar sigan para arriba.

Buteler enfatizó que “la tasa de interés tarda en tener su efecto sobre el tipo de cambio y no siempre puede sola hacer el trabajo, salvo que estemos dispuesto a llevarla a punto tal que no haya un peso para nada”.

“Uno suponía que entre la fuerte suba de tasas de la semana pasada, el resultado de las elecciones en Neuquén, donde no triunfó el candidato peronista, y que en la región el dólar estaba en baja, íbamos a tener un día bueno. Pero fue recortando hasta que terminó incluso por arriba. Y eso que el Central volvió a absorber muchos pesos y subió más la tasa”, continuó Buteler.

La bomba del Billón de Leliqs

Cabe destacar que el stock de estas letras, que sólo están en manos de los bancos pero que se respaldan en los depósitos a plazo fijo de sus clientes, trepó al récord de $1,015 billones (en sólo cinco meses creció 134%). Una fuente de inestabilidad ya que buena parte de esos depósitos en pesos podrían dolarizarse ante una nueva corrida.

Comentarios